Acnur advierte sobre efectos del invierno y el COVID-19

El aumento de casos de COVID-19 en Suramérica, convertida ya en uno de los epicentros de la pandemia, y la llegada del invierno pueden agravar aún más la situación de los millones de venezolanos que viven en países vecinos de la región, advirtió este viernes 29 de mayo la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

La situación «podría empeorar con la caída de temperaturas en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, que acogen en total un millón y medio de venezolanos», subrayó en rueda de prensa la portavoz de Acnur, Shabia Mantoo, reseña EFE.

Agencia de noticias EFE

En esos y otros países de Suramérica, donde han migrado la mayoría de los venezolanos que han dejado su país, la crisis política y económica, amén de la emergencia sanitaria unida a los confinamientos, han dificultado aún más las vidas de estos refugiados y migrantes.

«Muchos han perdido sus formas de sustento y enfrentan pobreza, desalojos de sus hogares, hambre e inseguridad alimentaria», afirmó la portavoz, quien también subrayó la dificultad de acceso de estas poblaciones a servicios sanitarios en el contexto de la pandemia.

Acnur subraya que en los meses de invierno aumentará el número de venezolanos que necesiten ayuda humanitaria en forma de alojamiento, ropa de abrigo, medicamentos y combustible para calentar sus hogares.

Con información de EFE