España aprueba Ingreso Mínimo Vital para los más necesitados

El Gobierno español aprueba el Ingreso Mínimo Vital, una ayuda que beneficiará a unos 850.000 hogares y a dos millones de personas. Accederán a este ingreso todas aquellas personas mayores de 23 años (o desde los 18, si tienen menores de edad a su cargo) hasta los 65 años y con al menos un año de residencia en España. 

El Ingreso Mínimo Vital oscilará entre 462 euros mensuales para un adulto, a las familias monoparentales se agrega un complemento de 100 euros más y 1015 euros para familias compuestas por dos adultos y con dos hijos.

«Hoy es un día histórico para nuestra democracia y nace un nuevo derecho social, un ingreso mínimo vital. Antes de que nos golpeara la pandemia, éramos el tercer país de Europa en pobreza infantil. La pandemia ha agravado la situación. Aunque el Gobierno ha hecho una movilización de recursos sin precedentes, la situación nos ha llevado a acelerar los tiempos para aprobar el ingreso. Miles de familias españolas no pueden esperar más», ha dicho explicado el vicepresidente segundo Pablo Iglesias.

Iglesias, quien también es ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, precisó detalles de la medida.

«Una de las claves de esta prestación es que es compatible con otros ingresos, incluidos los ingresos laborales. Esto permite incluir a hogares con ingresos muy bajos y evita la trampa de la pobreza».

Una vez esté implementado, el Gobierno espera que llegue a más de 2,3 millones de personas de 850.000 hogares con ingresos muy bajos o nulos.

Iglesias explicó que el ingreso será compatible con rentas salariales e incluirá incentivos al empleo en forma de bonus para aquellas personas que empiecen a trabajar o aumenten el número de horas de ocupación.

El objetivo de esta prestación es «erradicar la pobreza extrema», afirmó el vicepresidente, quien agregó que es uno de los principales problemas en España y afecta a 1,6 millones de personas y 600.000 familias a nivel nacional.