Cuatro vacunas avanzan en la batalla contra el coronavirus: ¿Qué tan cerca estamos de contar con una?

Tras la pandemia del coronavirus los ojos del mundo se han puesto sobre científicos e instituciones que se encuentran desarrollando alguna vacuna para prevenir la enfermedad.

Estados Unidos, Rusia, China y Reino Unido compiten por conseguir en el menor tiempo posible alguna vacuna que desarrolle los anticuerpos necesarios contra el Covid-19, enfermedad que continúa extendiéndose por el planeta y ya ha infectado a más de 15,7 millones de personas, mientras que la cifra global de decesos rebasa los 640.000.

El proceso de crear una vacuna por lo general toma años, pero los expertos se han propuesto conseguirla en cuestión de meses. Los protocolos científicos incluyen varias etapas obligadas, no solo para verificar su eficacia, sino también, para asegurarse que no tenga efectos secundarios serios.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy son 23 las iniciativas de vacunas nuevas contra este virus que ya están siendo probadas en seres humanos y otros 140 están en etapas preclínicas (laboratorio y modelo animal).

De las formulas que ya se están estudiando en personas voluntarias, hay al menos cuatro vacunas que ya han resultado prometedoras en medio de un despliegue científico sin precedentes y que podrían salir al mercado a mediados del año 2021.

Universidad de Oxford / AstraZeneca (Reino Unido)

La vacuna contra el coronavirus que desarrolla la universidad británica de Oxford resultó “segura” y “entrena” el sistema inmunológico, según revelaron los hallazgos de las primeras fases del estudio, divulgados el pasado lunes.

La fórmula, denominada AZD1222, está siendo elaborada por AstraZeneca en colaboración con científicos de la Universidad de Oxford, y no presentó ningún efecto colateral grave en los 1.077 voluntarios, adultos sanos de entre 18 y 55 años, que produjeron respuestas inmunes de anticuerpos y células T que pueden combatir el virus, según los resultados del ensayo publicados en la revista médica The Lancet.

Estos descubrimientos se consideran “muy prometedores”, si bien todavía es necesario llevar a cabo ensayos a mayor escala a fin de determinar si los anticuerpos son suficientes para ofrecer protección a largo plazo contra la enfermedad.

Moderna Terapeutics / NIAID (Estados Unidos)

Moderna era una empresa desconocida hasta el momento. Sin embargo, ahora tiene la oportunidad de convertirse en la creadora de la vacuna que ayude a combatir la pandemia del coronavirus.

La farmacéutica con sede en Estados Unidos, comenzará la fase 3 y última etapa de prueba de su vacuna contra el coronavirus el 27 de julio. Para realizar estas pruebas, Moderna anunció el 8 de julio que su nuevo estudio incluirá a 30.000 participantes en el país norteamericano. Hasta ahora, el ensayo tenía 120 voluntarios, después de que en abril ya se ampliara a personas mayores de 55 años.

La empresa anunció parte de sus ensayos clínicos en la prestigiosa revista científica The New England Journal of Medicine. De acuerdo con los investigadores, la vacuna ARNM-1273 fue capaz de generar «altos niveles de actividad de anticuerpos neutralizantes» que estarían por encima de los niveles que se obtienen cuando se supera de manera natural la enfermedad. Es decir, estos anticuerpos protegen más que la inmunidad natural. Estos primeros resultados abarcaban a 45 personas de entre 18 y 55 años a las que se le administraron las dos dosis necesarias, de tres dosificaciones diferentes, con 28 días de diferencia.

Sinovac Biotech (China)

La vacuna contra el coronavirus, desarrollada por la farmacéutica china Sinovac Biotech, inició su etapa final de pruebas en Brasil, donde los voluntarios recibieron las primeras dosis de uno de los tantos medicamentos que se estudian para frenar al SARS-CoV-2.

Con la entrada en su fase III, el antídoto de la compañía asiática se convierte en el tercero en el mundo en comenzar sus pruebas a gran escala en humanos, último paso antes de aprobar de manera definitiva el medicamento.

Según la compañía con sede en Pekín, la primera parte de dichas pruebas abarcará a 9.000 voluntarios reclutados entre los profesionales de centros médicos.

Su objetivo de llevar una nueva vacuna al mercado lo más rápido posible, la compañía farmacéutica se compromete a realizar todas las etapas del proceso de desarrollo con la mayor calidad, ya que «los reguladores y los consumidores de todo el mundo deben saber que nuestro producto es seguro y efectivo».

CanSino Biologics (China)

La empresa china anunció en julio el inicio de la fase III de los ensayos de su vacuna en Brasil. La formula bautizada Ad5-nCoV- utiliza otro virus (un adenovirus del resfriado común) para introducir en las células humanas la información genética del nuevo coronavirus, con las instrucciones para fabricar algunas de sus proteínas virales y generar de este modo una respuesta inmune, pero sin desarrollar la enfermedad.

De acuerdo a un comunicado de la empresa que publicó los resultados de sus ensayos en la revista médica The Lancet, los resultados de los ensayos clínicos «muestran un buen perfil en cuanto a su seguridad y altos niveles de respuesta inmune celular y humoral».

«Los resultados clínicos generales indican que la Ad5-nCoV tiene el potencial de prevenir las enfermedades causadas por el SARS-CoV-2». La vacuna fue probada en 508 participantes, sin embargo el comunicado advierte que no se puede garantizar que esta llegue a ser comercializada exitosamente.

Aún así, hace falta realizar pruebas en miles de personas para demostrar su eficacia.

Freddy Enrique Rozo @FreddyEnVozAlta

Nerio Fuenmayor

Periodista venezolano egresado de la Universidad del Zulia. Con formación de maestría en Gerencia de Mercadeo. | Santiago de Chile | Twitter | Instagram