Biden, nuevo presidente de USA: reacciones, Trump y lo que viene

Días antes de salir de la Casa Blanca en 2017, el presidente Barack Obama sorprendió a Joe Biden con la Medalla Presidencial de la Libertad (Medal of Freedom), declarando a su compañero de fórmula como “el mejor vicepresidente que ha tenido Estados Unidos”, un “león de la historia estadounidense”.

El tributo marcó el presunto final de una larga vida pública que puso a Biden en la órbita de la Oficina Oval durante 45 años; sin embargo, a través de una combinación de tragedia familiar y personal y algunos pasos en falso, no le habían permitido sentarse detrás del escritorio presidencial.

Pero ese día en que Obama lo homenajeó no era su final. Era apenas el comienzo.

Joseph Robinette Biden Jr., de 77 años, fue elegido el sábado como el 46to presidente de Estados Unidos, tras derrotar al presidente Donald Trump en una elección que se desarrolló en el contexto de una pandemia, sus consecuencias económicas y un movimiento nacional en contra de la injusticia racial.

Se convierte en el presidente electo de mayor edad (el 20 de noviembre cumplirá 78) y trae consigo a una vicepresidenta electa histórica en Kamala Harris, la primera mujer de raza negra y persona de ascendencia del sur de Asia en servir en el segundo cargo más alto de la nación.

¿Qué pasa con Trump?

La noticia de la  victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE.UU.le ha sorprendido a  Donald Trumpjugando al golf en su club de Virginia. En cuanto la cadena CNN y la agencia Ap han anunciado el triunfo del candidato demócrata, la campaña del presidente ha enviado un comunicado por correo electrónico en el que dice que no acepta el resultado y que el lunes intensificará en los juzgados su ofensiva legal.

«Todos sabemos por qué Joe Biden se apresura a hacerse pasar por ganador, y por qué sus aliados de los medios de comunicación se esfuerzan tanto en ayudarlo: no quieren que se sepa la verdad. La razón, sencilla, es que estas elecciones están lejos de acabar. Joe Biden no ha sido certificado como el ganador en ningún estado, y mucho menos de los estados altamente disputados que se dirigen a recuentos obligatorios, o estados donde nuestra campaña tiene demandas legales válidas y legítimas que podrían determinar el vencedor final», ha afirmado.

Es cierto que los resultados aún no han sido certificados, pero las cadenas de televisión y sobre todo Ap tienen un sistema que no se suele equivocar que compara el escrutinio con los votos que quedan por contar. Ambas han declarado a Biden ganador en Pensilvaniapasadas las 11 de la mañana, hora de Washington, e inmediatamente le han declarado ganador.

«Los votos legales deciden el presidente»

«Los votos legales deciden quién es el presidente, no los medios de comunicación», ha dicho el presidente en el comunicado. “A partir del lunes, nuestra campaña comenzará a defender nuestro caso en las cortes para garantizar que las leyes electorales se cumplen plenamente y que el ganador legítimo gobierne. El pueblo estadounidense tiene derecho a una elección honesta: eso significa contar todos los votos legales y no contar los votos ilegales. Ésta es la única manera de garantizar que el pueblo tenga plena confianza en nuestro sistema electoral».

Trump, que ha intentado proclamarse ganador varias veces sin esperar a que se cuenten todos los votos ha levantado que le resulta chocante «que la campaña de Biden se niegue a aceptar este principio básico y quiera que los votos se cuenten incluso si son fraudulentos, falsos o emitidas por votantes que no pueden votar o fallecidos». Añade el presidente: «¿Qué esconde Biden? No descansaré hasta que el pueblo estadounidense tenga el recuento de votos honesto que se merece y que la democracia exige».

Desde el día de las elecciones, el presidente no ha tenido agenda oficial o de gobierno. Ha estado siguiendo el recuento desde la Casa Blanca, ha hecho dos declaraciones a los medios y sólo ha salido de su residencia este sábado para jugar al golf.

Trump sigue sin aceptar la victoria de su contrincante. Su equipo de campaña emitió un comunicado el viernes acusando de fraude electoral y aseguró que “esta elección no ha terminado”.