Exjefe de Congreso asume presidencia de Perú y ratifica elecciones en abril

(Reuters.-) El exjefe del Congreso peruano Manuel Merino asumió el martes la presidencia del país minero y ratificó que su corto Gobierno mantendrá la fecha de las elecciones previstas para abril, tras la abrupta destitución del ahora exmandatario Martín Vizcarra.

Merino, un empresario del sector agrícola y miembro del partido de centro derecha Acción Popular, juró al cargo en la sede del Congreso para cumplir el actual periodo gubernamental de cinco años, hasta julio del 2021.

La expulsión de Vizcarra, cuya gestión era apoyada por la mayoría del país según sondeos, ha sumido al país a una agitación política y cientos de simpatizantes del exmandatario protestaban en Lima y otras ciudades del país contra el Congreso, sin mayores incidentes hasta ahora.

“Aquí no hay nada que celebrar, es un momento difícil para el país”, dijo Merino en su discurso de toma de mando.

“Reitero ante el país que nuestro primer compromiso es ratificar nuestra convicción democrática y respetar el cronograma electoral”, dijo. “Nadie puede cambiar la fecha convocada para el 11 de abril del 2021”, agregó.

Vizcarra fue expulsado por el Congreso unicameral tras denuncias de corrupción, en el segundo juicio político contra el exmandatario en menos de dos meses y previo a las elecciones presidenciales y congresales.

El Congreso liderado hasta ahora por Merino ha sido en los últimos meses una fuente de leyes consideradas populistas, en medio de la lucha contra la pandemia de coronavirus y una enorme crisis económica, la peor desde hace un siglo.

Merino -de 59 años- afirmó también que continuará con la política de reactivación económica y que dinamizará el mercado para generar más empleo. Asimismo, refirió que su prioridad será el combate contra la pandemia y que mantendrá “en lo posible” a los equipos médicos que lideran la lucha contra el coronavirus.

“Tenemos que garantizar las medidas necesarias para que una posible segunda ola no nos encuentre vulnerables”, señaló.

Mientras el nuevo mandatario tomada el cargo, los manifestantes se enfrentaban con la policía que tuvo que lanzar bombas lacrimógenas para dispersarlos. “Merino, escucha, el pueblo te repudia”, gritaban algunos con carteles y trompetas.

El mandatario destituido recibió también apoyo de algunos políticos que podrían entrar en la carrera al Palacio de Gobierno en el 2021, entre ellos el exarquero de fútbol George Forsyth que lidera las intenciones de voto, según sondeos.

“Este es un golpe de estado disfrazado. Necesitamos calma, pero también mucha vigilancia ciudadana”, dijo por Twitter.

El exmandatario Vizcarra manifestó el martes sentirse alarmado por la situación del país y por las manifestaciones en las calles, generado por un quiebre apresurado de su mandato. “Una autoridad que no tenga legalidad definida y legitimidad de respaldo genera preocupación”, refirió sobre Merino.

Perú, que ha liderado por varios años el crecimiento en América Latina, ha transitado por constantes escándalos de corrupción que han llevado a tres expresidentes a prisión preventiva y otro al suicido en las últimas dos décadas.