ONU y líderes mundiales exigen un acceso justo a las vacunas de la covid

Con casi 65 millones de casos y más de un millón y medio de muertos a nivel global, la Asamblea General de Naciones Unidas celebró una sesión extraordinaria para discutir al más alto nivel la crisis de la covid-19.

Aunque finalmente fueron menos del centenar que se esperaba, jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo intervinieron con mensajes en vídeo en la cita, presentada por la ONU como una oportunidad única para impulsar respuestas comunes a la enfermedad y a las consecuencias económicas y sociales que está teniendo.

En un momento en el que varias vacunas están prácticamente listas para comenzar a usarse, buena parte de la atención se centró en cómo se van a distribuir las inmunizaciones, que según la ONU deben ser un «bien público global».

Líderes de todos los continentes insistieron en que el acceso debe ser justo y universal, mostrando un fuerte apoyo a instrumentos como Covax, la plataforma impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras entidades para facilitar la distribución de vacunas a la población de todo el mundo, para la que Naciones Unidas pidió más apoyo financiero (Cortesía EFE).