Biden restablecerá prohibiciones de entrada a EE.UU. para viajeros de Brasil, Reino Unido y otros países

El presidente, Joe Biden, reinstaurará las restricciones de entrada al país para personas que no son ciudadanas o residentes estadounidenses que lleguen de vuelos procedentes de Brasil, Reino Unido, Irlanda y buena parte de los países europeos, según han confirmado este domingo fuentes con conocimiento del tema a la cadena de NBC News.

Adicionalmente, Biden impondrá restricciones para los viajeros que provengan de Sudáfrica, donde ha aparecido una nueva cepa de coronavirus, indicaron los funcionarios.

La Administración Trump había levantado las restricciones de viaje desde estos países la semana pasada, a solo dos días de dejar el poder.

Sin embargo, la secretaria de Prensa, Jen Psaki, aclaró entonces que la nueva Administración no sólo tenía pensado conservar las limitaciones a la entrada de personas provenientes de países con alto riesgo de contagio del COVID-19 y las nuevas cepas del virus, sino que tenía la intención de aumentar las precauciones sanitarias relacionadas con los vuelos internacionales.

“Siguiendo el consejo de nuestro equipo médico, la Administración no tiene la intención de levantar estas restricciones el 26/1. De hecho, planeamos fortalecer las medidas de salud pública en torno a los viajes internacionales para mitigar aún más la propagación del COVID-19”, tuiteó Psaki el lunes de la semana pasada.

Las restricciones, que Trump revocó el 18 de enero, entrarían en vigor este martes.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) dijeron el domingo que a partir del 26 de enero ya no considerarán excepciones a su requisito de que los viajeros internacionales presenten una prueba de coronavirus negativa.

Las aerolíneas habían pedido a la agencia que flexibilizara la regla para algunos países con capacidad de prueba limitada.

«A medida que continúan surgiendo variantes del virus SARS-CoV-2 en países de todo el mundo, existe una creciente evidencia de una mayor transmisibilidad de algunas de estas variantes, así como implicaciones desconocidas para la salud y las vacunas», dijo un portavoz de los CDC en un comunicado. «Las pruebas antes y después del viaje son una precaución crítica para ralentizar la introducción y propagación de COVID-19 y sus variantes emergentes».

Con información de NBC News.