Estados Unidos cae en el índice mundial de corrupción tras las elecciones

Las «desviaciones graves» de las normas democráticas fueron un factor fundamental para llevar a Estados Unidos a su nivel más bajo en ocho años en un índice de corrupción global en 2020, dijo el jueves el organismo de control Transparencia Internacional.

El informe anual del grupo sobre las percepciones de corrupción de los líderes empresariales, que le dio a Estados Unidos una puntuación de 67 sobre 100, frente a 69 en 2019, también citó una supervisión débil del paquete de ayuda COVID-19 de $ 1 billón del país.

Eso colocó a Estados Unidos detrás de Bután y Uruguay en el puesto 25, por debajo del puesto 23 en 2019.

Refiriéndose a supuestos conflictos de intereses y abuso de poder al más alto nivel, describió lo que llamó los intentos del presidente de Estados Unidos de presionar a los funcionarios electorales e incitar a la violencia para cambiar los recuentos de votos certificados como “una de las desviaciones más graves de la práctica democrática ética. «

Dinamarca y Nueva Zelanda continuaron encabezando el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), ambos con 88 puntos, mientras que Siria, Somalia y Sudán del Sur siguen en la parte inferior.

Delia Ferreira Rubio, quien preside el grupo de la sociedad civil global, dijo que la pandemia de COVID-19 también fue una crisis de corrupción.

“El año pasado ha puesto a prueba a gobiernos como ningún otro en la memoria, y aquellos con niveles más altos de corrupción han sido menos capaces de enfrentar el desafío”, dijo en un comunicado.

Transparencia Internacional señaló que Uruguay, con el puntaje más alto en América Latina, invierte fuertemente en atención médica, lo que ha ayudado a su respuesta al COVID-19, mientras que Bangladesh, de bajo rango, ha visto florecer la corrupción durante la pandemia.

También dijo que los países con más corrupción habían mostrado el peor historial en el estado de derecho durante la crisis, incluido Filipinas, donde dijo que la respuesta al COVID-19 había traído importantes ataques a los derechos humanos y la libertad de los medios.

El grupo dijo que 26 países habían mejorado significativamente sus puntajes desde 2012, incluidos Ecuador, Grecia, Guyana, Myanmar y Corea del Sur (Cortesía Reuters).