Homenaje a Otilio Galíndez: Fran Vielma

Consolidándose en el tiempo, la obra de Otilio Galíndez cobra creciente reconocimiento. Sus piezas, cargadas de hermosa lirica y encantadora armonía, son parte esencial del repertorio popular que se mantiene vivo en la memoria de los venezolanos. Se interpretan habitualmente en distintas agrupaciones del país, y se distinguen por ser “coherentes y bien estructuradas”, según indicara en una entrevista Orlando Gámez, director de la Estudiantina de la Universidad Central de Venezuela.


Su trayectoria comienza a través del Orfeón Universitario de la UCV, en donde entra en contacto con personalidades de la música tan destacadas como los hermanos Miguel y Raúl Delgado Estévez, Vinicio Adames y Antonio Estévez, fundador de la agrupación, cuya influencia reconocía abiertamente junto a la de su madre, de quien aprendería canciones que se remontaban a los siglos XVIII y XIX. 


Aflora así mismo en su obra la naturaleza, producto de sus orígenes, de la condición de agricultor de su padre y de su tierra natal, Yaritagua.

Uno de nuestros más brillantes talentos musicales en Estados Unidos, el percusionista Fran Vielma, ha querido rendir homenaje a Otilio Galíndez grabando dos de sus más hermosos aguinaldos: Dime si es Pascua y Poncho Andino, que escribiría el compositor en un viaje de Mérida a Tovar durante una gira del Orfeón Universitario. 


Con este gesto, Vielma evoca también sus propios orígenes, rescatando la tradición de la Paradura del Niño, que se celebra entre el 1 de enero y el 2 de febrero en los Estados andinos: Táchira, Mérida y Trujillo. La ceremonia comienza con la búsqueda del Niño Jesús, “robado” por algún vecino cercano, que se hace en una procesión acompañada por un grupo de músicos que interpretan villancicos, parrandas y aguinaldos. Una vez hallado el Niño Jesús, es devuelto a la casa a la que pertenece y se simula el momento en que se pone de pie o se “para” (de ahí viene el nombre de “paradura”). 
Fran Vielma, percusionista, compositor y educador merideño, reside actualmente en Washington, DC, y es profesor del Departamento de Jazz del Peabody Conservatory de la Johns Hopkins University. Cursó su pregrado en Venezuela, en UNEARTE, y posteriormente se trasladó a Boston, en donde prosiguió su formación en el Berklee College of Music. Obtuvo, además, una maestría en jazz del prestigioso New England Conservatory. Su estética como compositor y ejecutante reúne elementos de la música venezolana, el jazz y la música clásica europea.
En este arreglo, colabora de manera remota con músicos de diversas nacionalidades residenciados en Estados Unidos y Europa, a quienes convocó por tenerlos en especial estima. Entre ellos, se cuentan los venezolanos Johan Parra (voz), Juancho Herrera (guitarra) y Santiago Bosch (piano), así como el costarricense Manolo Mairena (coros), el búlgaro Peter Slavov (contrabajo) y el portorriqueño Antonio Orta (saxo soprano). 

La dirección de arte y video estuvo a cargo de los venezolanos Flor Salcedo e Iván Calzadilla. 


El resultado de este esfuerzo verá la luz esta semana con el estreno de la grabación, que tendrá lugar el miércoles 27 de enero a las 10 de la mañana en Nueva York (11 am hora de Caracas y 16 horas de Madrid) a través de las redes sociales de Fran Vielma y del Venezuelan Jazz Collective. 


El trabajo de Vielma constituye una inspiración para los venezolanos, tanto en el sentido de tomar en consideración nuestras raíces, haciéndonos sentir orgullosos por lo propio, como en el de demostrar que sí es posible posicionarse en el extranjero y alcanzar logros tan importantes como los que él ha cosechado.


linda.dambrosiom@gmail.com

Reporte Latinoamérica no se hace responsable por las opiniones emitidas por el autor de este artículo.