Tanques entre Perú y Ecuador evidencian las tensiones por la migración venezolana

El imponente despliegue de blindados y militares en la frontera de Perú y Ecuador para «disuadir» a la «migración ilegal» evidencia el inagotable drama del éxodo venezolano así como la tensión que esta genera en países asolados por el covid-19, la crisis económica y en plena pugna electoral.

El «operativo de control», como se refirieron las autoridades peruanas a esta medida, dejó imágenes de tono marcial y severidad para «atajar el paso» a «migrantes ilegales que pueden transmitir el covid-19», y plantó a uniformados en prácticamente todos los pasos y trochas fronterizas que sirven para el tránsito de personas de manera irregular en la región (Cortesía EFE).