Una enfermera, la primera en recibir la vacuna contra la covid-19 en Bolivia

Una enfermera fue la primera persona en Bolivia en recibir este viernes la vacuna contra la covid-19 tras la llegada de las 20.000 dosis iniciales de la rusa Sputnik V.

En un acto realizado en el Hospital Japonés de Santa Cruz, la ciudad más golpeada por la pandemia, se realizó el primer acto de vacunación con la presencia del presidente de Bolivia, Luis Arce, y autoridades locales como el gobernador de esa región, Rubén Costas.

Sandra Ríos, una enfermera con 16 años de experiencia en el área de cuidados intensivos, fue la primera en recibir la vacuna que también se aplicó a más de una decena de funcionarios médicos de «primera línea» ante la pandemia.

La primera boliviana en vacunarse logró permanecer todo este tiempo sin contagiarse con la enfermedad a pesar de los riesgos que existen en centros sanitarios que durante el segundo pico de la pandemia han permanecido a tope en su capacidad.

El procedimiento se caracterizó por la presentación de su documento de identidad, la aceptación suya a recibir la vacuna mediante lo que se llamó un «consentimiento informado» y el compromiso para que en 21 días reciba la segunda dosis complementaria para en seguida recibir la inmunización y pasar media hora en un espacio de observación.

«Emocionado» y con «nervios» esperó su turno el auxiliar en enfermería Sebastián Mejía, que dijo a Efe que esa sensación se debe a que se trata de una «vacuna nueva».

Mejía, que colaboró en la atención del primer caso de covid-19 en Santa Cruz cuando se produjo hace casi un año, incluso llegó a contagiarse de la enfermedad un tiempo después pero sin presentar síntomas que complicaran su salud, aunque recordó que algunas molestias recién las sintió algunos meses después.

«LUZ AL FINAL DEL TÚNEL»

El presidente boliviano manifestó durante el acto de aplicación de las primeras dosis que ahora «hay luz al final del túnel» y que la vacunación se convierte en la «solución estructural» a la pandemia y que «ya no es un aguante o es una resistencia».

Arce recibió críticas en los pasados días cuando en varios de sus discursos pidió a la población «aguantar y resistir» ante la negativa de su Gobierno de aplicar cuarentenas y confinamientos en pos de cuidar la economía nacional.

«Hemos priorizado a la ciudad de Santa Cruz para iniciar la vacunación», destacó el mandatario al referirse a uno de los centros urbanos que, junto a La Paz, es de los más golpeados por el segundo pico de contagios.

Las 20.000 dosis se constituyen en el primer lote de 5,2 millones de unidades de la vacuna rusa antes de la llegada en marzo, abril y mayo de los envíos masivos que se aplicarán inicialmente a los grupos de mayor riesgo de contagio como enfermos crónicos y ancianos.

El Gobierno del país también aseguró 5 millones de vacunas del tipo Oxford y AstraZeneca, una dotación que se espera a partir de abril y otras tantas del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cubrir unos 15 millones de aplicaciones.

Bolivia ha registrado 10.226 decesos y 210.726 casos confirmados del nuevo coronavirus desde marzo del año pasado (Cortesía EFE).