Dos periodistas de televisión enfrentan tres años de prisión por informar sobre las protestas de Bielorrusia

Dos periodistas bielorrusos que trabajan para el canal de televisión polaco Belsat fueron juzgados el martes en la capital, Minsk, por cargos relacionados con su cobertura de protestas masivas en 2020, dijo la Asociación Bielorrusa de Periodistas.

Yekaterina Andreeva y Darya Chultsova, reportera y camarógrafa de Belsat, fueron arrestadas en noviembre después de una manifestación.

En Bielorrusia tuvieron lugar meses de protestas después de que el presidente Alexander Lukashenko se proclamara victorioso sobre la líder de la oposición Sviatlana Tsikhanouskaya en las elecciones de agosto. La oposición dijo que el resultado fue manipulado.

Los fiscales acusaron a Andreeva y Chultsova de coordinar las protestas mediante la transmisión de informes en vivo. Han negado los cargos, por los que podrían ser condenados a tres años de prisión. Aparecieron en el tribunal dentro de una jaula.

Las organizaciones internacionales de derechos humanos han condenado la detención de Andreeva y Chultsova.

El Comité para la Protección de los Periodistas, con sede en Nueva York, instó a las autoridades bielorrusas a retirar los cargos «absurdos» contra Andreyeva y Chultsova y los liberaran incondicionalmente.

«El gobierno de Bielorrusia debe dejar de castigar a los periodistas por informar sobre eventos políticos importantes y permitirles trabajar libremente y sin temor a represalias», dijo en un comunicado el lunes.

Miles de manifestantes fueron detenidos y casi todas las figuras políticas de la oposición fueron expulsadas al exilio o encarceladas cuando el gobierno tomó medidas enérgicas (Cortesía Reuters).