Meghan Markle ganó su primera batalla legal contra la prensa británica

Meghan Markle obtuvo este jueves una importante victoria judicial en el Reino Unido. La duquesa de Sussex ganó su caso contra un tabloide que publicó extractos de una carta que le escribió a su padre, luego de que el Tribunal Superior de Londres emitiera un fallo a su favor.

La ex actriz estadounidense, de 39 años, acusó a la empresa editora Associated Newspapers de vulnerar sus derechos después de que el tabloide Mail on Sunday publicara partes de la carta manuscrita que envió a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018.

El juez Mark Warby dictaminó que los artículos violaron su privacidad. “La demandante tenía una expectativa razonable de que el contenido de la carta permaneciera privado. Los artículos del Mail interfirieron con esa expectativa”, dijo Warby. Sin embargo, determinó que los problemas relacionados con los derechos de autor de la carta todavía tendrán que dilucidarse.

La duquesa dijo que el dolor causado por el Mail on Sunday y su editora era muy profundo. “Estoy agradecida con los tribunales por hacer que Associated Newspapers y The Mail on Sunday se hagan responsables de sus prácticas ilegales y deshumanizantes”, dijo expresó n en un comunicado.

Esas tácticas (y las de sus publicaciones hermanas MailOnline y el Daily Mail) no son nuevas; de hecho, han estado llevándose adelante por demasiado tiempo sin consecuencias. El daño que han hecho y continúan haciendo es muy profundo”, agregó.

La duquesa evitó así tener que atravesar un juicio completo que podría haberla enfrentado a su padre, con el que mantiene una muy tensa relación y quien ya había expresado públicamente que está dispuesto a testificar en contra de su propia hija.La boda de los duques de Sussex en 2018

Meghan escribió la carta de cinco páginas a su padre luego de que su relación colapsara antes de su boda con Harry en mayo de 2018, a la que su padre no asistió debido a problemas de salud y después de admitir haber posado para fotos de paparazzi.

El príncipe Harry, de 36 años, sexto en el orden de sucesión a la corona británica, ha denunciado repetidamente la presión de los medios sobre su pareja.

Harry y Meghan aseguraron que fue esa presión el principal motivo de su estrepitosa retirada de la familia real británica, anunciada en enero de 2020. Desde entonces, la pareja se estableció en California con su hijo Archie, de 19 meses.

Harry, cuya madre, la princesa Diana, murió en un accidente de tránsito cuando era perseguida por los paparazzi en París en 1997, ha presentado denuncias separadas contra otro tabloide británico, el Daily Mirror, por supuesta piratería telefónica.

A principios de este mes, el nieto de Isabel II ganó una demanda propia contra Associated Newspapers por difamación en relación a dos artículos “casi idénticos” publicados en octubre en los que se afirmaba que “no había estado en contacto” con los militares desde marzo tras el llamado Megxit.

Las noticias, publicadas el 25 de octubre, afirmaban que “oficiales superiores exasperados” estaban considerando sustituir a Harry como capitán general de los Royal Marines porque “no había estado en contacto por teléfono, carta o correo electrónico desde su última aparición como marine honorario”.

Los tabloides también afirmaban que el duque de Sussex -que sirvió durante 10 años en el ejército británico y participó en misiones en Afganistán- no había respondido a una carta dirigida a él personalmente por un antiguo jefe militar y citaban a un oficial superior retirado que pedía a Harry que “se tomara el trabajo en serio” (Cortesía INFOBAE).