La OPS pide dar prioridad a los más vulnerables en la vacunación contra la covid-19

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió este miércoles a los países del continente que protejan «a los más vulnerables» y utilicen los inventarios limitados de vacunas en las personas que más las necesitan, al tiempo que abogó por la implementación de planes de vacunación «transparentes».

«Debemos hacer todo lo que podemos para proteger a los más vulnerables en todas partes y, una vez que contemos con un número superior de vacunas, debemos asegurarnos de que se entreguen con equidad dentro de los países», afirmó la directora de la OPS, Carissa Etienne, durante una conferencia de prensa virtual.

La experta destacó la llegada a Colombia de 117.000 dosis de Pfizer como parte de la «primera ola» de entregas previstas por el mecanismo de compra y distribución de vacunas COVAX y señaló que los próximos despachos están previstos para Honduras, El Salvador, Bolivia y Nicaragua.

“Estamos trabajando con los países para que los planes de vacunación sean adecuados y se concentren en utilizar el inventario limitado de vacunas que tenemos para aquellas personas que más lo necesitan”, afirmó.

“Y una vez que abordemos las necesidades de esta población -agregó la funcionaria-, estamos invitando a los países a que tengan planes de vacunación transparentes en relación con las necesidades de cada uno de ellos y que lleguen a superar las barreras geográficas y sociales”.

DISMINUCIÓN DE LAS CIFRAS

Etienne indicó que en la última semana más de 1,1 millones de personas contrajeron el virus en el continente americano y casi 34.000 fallecieron a causa de la covid-19.

«La buena noticia es que, en muchos lugares los casos y las muertes están disminuyendo», aseguró la experta.

La directora de la OPS observó que en EE. UU., Canadá y México se registran caídas en el número de nuevas infecciones, así como en las islas caribeñas de Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, y las Islas Turcas y Caicos.

La tendencia se extiende hasta Centroamérica -con excepción de «focos localizados» en El Salvador, la provincia indígena de Guna Yala en Panamá y en los municipios en el norte de Guatemala- y a Suramérica.

Sin embargo, Etienne expresó su preocupación por un aumento de casos en la cuenca norte del Amazonas que, dijo, «exige una respuesta rápida».

Detalló que en el estado amazónico de Loreto, en Perú, «cada una de las camas de las unidades de cuidados intensivos están ocupadas por un paciente con la covid-19» y que el departamento colombiano de Amazonas está reportando «las tasas más altas» de la enfermedad en ese país.

«En Brasil, el estado amazónico de Acre se enfrenta una crisis humanitaria debido a una combinación letal de infecciones por la covid-19, una epidemia de dengue e inundaciones en varias ciudades», describió la funcionaria, quien estimó que la ocupación en las unidades de cuidados intensivos en esa región bordea el 94 %.

En ese contexto, advirtió que la diversidad de los escenarios en las Américas recuerda que «el exceso de confianza puede ser letal» y apuntó que «sin medidas de control eficientes”, en solo unas semanas, las tasas de infección y hospitalización pueden aumentar “de manera drástica» (Cortesía EFE).