Activistas de Myanmar realizan protestas a la luz de velas mientras la UE y EE. UU. Intentan presionar a la junta

Los manifestantes de Myanmar realizaron vigilias a la luz de las velas por las decenas de muertos en manifestaciones contra el régimen militar, mientras los países occidentales imponían más sanciones a personas y grupos vinculados al golpe de estado del mes pasado y la consiguiente brutal represión contra la disidencia.

Cientos de personas con velas en las manos realizaron una manifestación en el distrito Ahlone del centro comercial de Yangon el lunes por la noche, según mostraron fotografías en las redes sociales.

Al menos 261 personas han muerto a manos de las fuerzas de seguridad que intentaban sofocar semanas de protestas a favor de la democracia en pueblos y ciudades de todo el país, según el grupo activista de la Asociación de Asistencia a Prisioneros Políticos (AAPP).

Tres personas murieron en la segunda ciudad de Myanmar, Mandalay, en disturbios el lunes, incluido un niño de 15 años, dijeron testigos e informes de noticias.

Las fuerzas de seguridad realizaron más redadas en partes de Yangon el lunes por la noche con disparos y algunas personas heridas, informó el servicio de noticias Mizzima.

La junta ha tratado de justificar el golpe diciendo que las elecciones del 8 de noviembre ganadas por el partido de Aung San Suu Kyi fueron fraudulentas, una acusación que la comisión electoral rechazó. Los líderes militares han prometido una nueva elección pero no han fijado una fecha y han declarado el estado de emergencia.

Suu Kyi, quien ganó el Premio Nobel de la Paz por su campaña para llevar un gobierno civil democrático a Myanmar, está detenida mientras se le han formulado una serie de acusaciones, incluido el soborno. Su abogado dice que los cargos son falsos.

También hubo más ejemplos de manifestaciones de la noche a la mañana sin gente en un intento por evitar ser blanco de las fuerzas de seguridad que intentan acabar con los mítines organizados.

En Hsipaw, en el estado de Shan, los nombres de los manifestantes muertos escritos en tarjetas se colocaron junto a velas con un cartel que decía «Nosotros los espíritus no queremos la junta», informó DVB TV News.

En otros lugares, el lunes se lanzaron globos llenos de helio con mensajes que pedían ayuda internacional. Los manifestantes callejeros fueron reemplazados por carros de juguete o muñecas, algunos encabezados por recortes de cartón o maniquíes vestidos con trajes.

ALEMANIA DICE QUE LA REPRESIÓN “INOLVIDABLE”

La Unión Europea impuso el lunes sanciones contra las personas involucradas en el golpe y la represión de los manifestantes, lo que marca la respuesta más significativa del bloque desde el derrocamiento del gobierno electo de Suu Kyi el 1 de febrero.

Los 11 atacados incluían al general Min Aung Hlaing, comandante en jefe del ejército de Myanmar y jefe de la junta que ha tomado el poder.

La UE ya tiene un embargo de armas sobre Myanmar y ha atacado a algunos altos funcionarios militares desde 2018.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo a los periodistas antes de la reunión que la represión militar «ha alcanzado un grado insoportable».

Se esperan medidas más fuertes pronto, ya que el bloque se mueve para apuntar a las empresas dirigidas por los militares, dijeron diplomáticos de la UE.

Washington ya había sancionado a Min Aung Hlaing y las medidas anunciadas el lunes ampliaron la lista.

La acción estadounidense tuvo como objetivo al policía de alto rango Than Hlaing y al oficial militar Aung Soe, así como a dos divisiones del ejército birmano, la 33ª Infantería Ligera y la 77ª Infantería Ligera.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, dijo que miembros de la 33ª División habían disparado rondas reales contra una multitud en Mandalay. Ambas unidades formaban parte de las “estrategias sistémicas planificadas por las fuerzas de seguridad para aumentar el uso de la fuerza letal”, dijo.

No hubo una respuesta inmediata de la junta, que hasta ahora no ha mostrado signos de estar influenciada por la condena internacional de sus acciones.

Está previsto que el portavoz de la junta celebre una conferencia de prensa el martes por la tarde.

La ministra de Relaciones Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan, visitará Malasia el martes después de detenerse en Brunei Darussalam el lunes y antes de dirigirse a Indonesia a finales de esta semana.

Malasia e Indonesia están buscando una reunión urgente de alto nivel de la agrupación regional de la ASEAN del sudeste asiático, de la que Myanmar es miembro, para discutir la crisis (Cortesía Reuters).