Comisión pide garantía democrática a aspirantes presidenciales en Nicaragua

La Comisión de Buena Voluntad, conformada por personajes ilustres de Nicaragua, informó este martes que invitó a los aspirantes opositores a la Presidencia a elaborar los “principios fundamentales de un gobierno democrático”, que aplicarían en caso de ganar las elecciones de noviembre próximo.

Esto con el fin, según la comisión, de dejar atrás el modelo del presidente Daniel Ortega, que califica de “dictadura”.

La comisión invitó a los aspirantes o precandidatos opositores, “a construir conjuntamente los principios fundamentales de un Gobierno democrático, los cuales asumirán cuando uno de ellos encabece la candidatura a la Presidencia para salir de la dictadura y construir un país de oportunidades para todos”.

Hasta ahora hay ocho aspirantes a la Presidencia de Nicaragua por la oposición, pero ninguno de ellos es considerado candidato oficial de la disidencia, que quiere a unirse para sacar a un solo contendiente contra las aspiraciones reelectorales de Ortega, aunque que todavía no se pone de acuerdo.

“La elaboración de principios fundamentales de un gobierno democrático es una nueva muestra de unidad entre los aspirantes a la candidatura”, resaltó la comisión.

La comisión indicó que envió a los precandidatos “todas las propuestas de gobierno o de país que se han elaborado” desde la disidencia, para que cuenten con una base.

Hasta ahora siete de los ocho aspirantes han respondido positivamente a las propuestas de unidad, respeto y apoyo mutuo emitidas por la Comisión de Buena Voluntad.

El único que se ha negado a firmar un documento de la comisión para sacar un candidato único por la oposición es el exdiplomático sandinista Arturo Cruz, quien lanzó su precandidatura desde la Alianza Ciudadana, cuyos integrantes no reconocen a otros grupos como opositores de Ortega.

La comisión está compuesta por el académico y exministro de educación Carlos Tünnermann Bernheim, el empresario radial y excandidato a la Presidencia Fabio Gadea, y el exlanzador de Grandes Ligas Dennis Martínez.

El objetivo de los ilustres es unir a la oposición para que enfrenten como un solo bloque en las elecciones del 7 de noviembre próximo al exguerrillero sandinista Daniel Ortega, quien se ha mantenido en el poder desde su retorno en 2007, tras haber gobernado entre 1979 y 1990.

En las elecciones de noviembre estarán en juego 42 años de primacía casi absoluta de Ortega sobre la política de Nicaragua (Cortesía EFE).