El líder opositor venezolano Juan Guaidó da positivo en coronavirus

Juan Guaidó ha anunciado este sábado por la noche que se ha contagiado de coronavirus. El líder opositor venezolano, aún reconocido presidente Interino por Estados Unidos y algunas naciones latinoamericanas, ha informado sobre su contagio a través de las redes sociales. “Como presidente encargado, pero también como venezolano, y sobre todo como ser humano, quiero informar responsablemente al país que, tras cuatro días de cuarentena producto de algunos malestares y pese a haber tomado precauciones, he dado positivo para covid-19, » ha escrito Guaidó en su cuenta personal de Twitter.

Como Presidente Encargado, pero también como venezolano, y sobre todo como ser humano, quiero informarle responsablemente al país que, tras cuatro días de cuarentena producto de algunos malestares y pese a haber tomado precauciones, he dado positivo para Covid-19.— Juan Guaidó (@jguaido) March 28, 2021

“Debo decir que mis síntomas son leves, ya me encuentro en aislamiento y siguiendo las indicaciones médicas para poder recuperarme y cumplir con mi deber. Tras conocer los resultados, he informado a todas las personas con las que estuve en contacto”, ha agregado. Aunque ha perdido popularidad y enfrenta corrientes que le cuestionan dentro de la oposición, Guaidó sigue llevando la batuta en los sectores antichavistas y es respaldado por los partidos opositores más grandes.

El Gobierno de Nicolás Maduro lo considera su enemigo número uno: hace dos días la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, solicitó de nuevo al Fiscal General un procedimiento penal en su contra. Lo responsabilizo de la quiebra del país y de la retención de los activos internacionales venezolanos que dificulta el acceso a los recursos para el pago de las vacunas contra la covid-19 a través del llamado mecanismo Covax.

Representantes de Maduro y Guaidó pactaron recientemente un acuerdo que parecía casi imposible en presencia de personal médico venezolano internacional para destinar parte de esos recursos –congelados a Maduro en el marco de las sanciones a su régimen—con el objeto cancelar las vacunas de forma masiva con la intermediación y el auxilio de la Organización Panamericana de la Salud.

Tras el anuncio, el pacto fue escamoteado por Maduro, quien acusó a Guaidó de robarse los activos de la nación y dificultar el pago de vacunas, anunciando a continuación que el país no aceptará las modalidades de AstraZeneca en vista de las objeciones presentadas sobre su efectividad y efectos secundarios. La mesa de trabajo para gestionar el acuerdo, sin embargo, no ha quedado disuelta. Se siguen evaluando opciones con otras firmas para traer las vacunas al país. Aunque sigue ejerciendo el liderazgo formal de la oposición, y lleva adelante una tenaz agenda de micro- actividades organizativas y trabajo parlamentario, Guaidó ha perdido mucha capacidad de convocatoria en este tiempo.

En los tiempos de la pandemia, sin movilizaciones en las calles, conscientes todos de que las cosas no van a cambiar porque los militares siguen con Maduro, el desplazamiento y las actividades cotidianas de Guaidó plantean un delicado equilibrio en condiciones de semiclandestinidad (Cortesía El País).