Más de 100 empresas firman una carta en la que se oponen a las restricciones electorales estatales de EE. UU.

Más de 100 empresas estadounidenses, incluidas Apple Inc, Amazon.com Inc, Ford Motor Co y Starbucks Corp, han declarado su oposición a las restricciones a la votación que varios estados están considerando implementar.

Los grupos de activistas dicen que las restricciones, descritas en los proyectos de ley sobre el derecho al voto ya aprobados en Georgia y que se están considerando, entre otros, en Texas y Arizona, están dirigidas específicamente a los negros y otras minorías raciales.

«Todos debemos sentir la responsabilidad de defender el derecho al voto y oponernos a cualquier legislación o medida discriminatoria que restrinja o impida que cualquier votante elegible tenga una oportunidad equitativa y justa para emitir su voto», dijeron las empresas en una carta publicada en el New York Times del miércoles.

La declaración fue iniciativa del ex director ejecutivo de American Express, Ken Chenault, y del director ejecutivo de Merck & Co, Ken Frazier.

«Era importante para las empresas afirmar algunos de los principios centrales de nuestra democracia y el más fundamental es el derecho al voto», dijo Chenault en una entrevista con Reuters.

Los dos ejecutivos presionaron para que las empresas tomaran una postura en una llamada de Zoom con alrededor de 100 directores ejecutivos, inversionistas, abogados y directores corporativos el sábado.

Los legisladores republicanos han criticado a los directores ejecutivos por hablar sobre el tema. Chenault dijo que el grupo que patrocinó la carta, que incluye la Alianza Económica Negra, no iba a ser «prescriptivo» sobre cómo las empresas deberían expresar su oposición a piezas legislativas específicas.

Los republicanos de todo el país están utilizando las falsas afirmaciones de fraude electoral del expresidente Donald Trump para respaldar los cambios de votación a nivel estatal que, según ellos, son necesarios para restaurar la integridad de las elecciones.

Los opositores a las medidas dicen que tienen la intención de privar de sus derechos a los ciudadanos que tienden a no votar por los republicanos.

En una declaración separada el martes, los altos ejecutivos de más de tres docenas de compañías con sede en Michigan, incluidas General Motors Co y Ford, se opusieron de manera proactiva a la legislación respaldada por los republicanos que podría restringir la votación allí.

Coca-Cola Co y Delta Air Lines Inc, con sede en Atlanta, no se encontraban entre los firmantes de la carta del miércoles, pero han publicado declaraciones individuales en las que calificaron las restricciones a la votación en Georgia como «inaceptables».

Delta se negó a comentar sobre la carta del miércoles. Coca-Cola dijo que no había visto la carta, pero que estaba abierta a escuchar la perspectiva de la Black Economic Alliance.

“Continuamos con el diálogo”, dijo Chenault (Cortesía Reuters).