Beso de Blancanieves y el príncipe causa polemica

El parque de Disneyland abrió sus puertas y renovó algunas de sus atracciones ellas la inspirada en “Blancanieves y los siete enanos”, que pese al despliegue de tecnología propia del presente siglo, hay quienes ya emitieron un veredicto en su contra por su “polémico” final.

Se trata de las reporteras Julie Tremaine y Katie Dowd, del medio SFGate, que en el sitio web han compartido su experiencia en los días de reapertura del parque de diversiones localizado en Anaheim, California (EU) a finales de abril y han encontrado que, pese a que el recorrido de la clásica película que narra la aventura de Blancanieves ha resultado encantador, este tiene un problema.

Tremaine y Dowd,  critican la escena de la película de dibujos animados de 1937 en donde el príncipe despierta a Blancanieves con un beso, el cual “no fue consensuado”. “No puede ser un beso de amor verdadero si solo una persona, en este caso el príncipe, sabe lo que está pasando”, señalan las periodistas.

Las comunicadoras refieren este aspecto en los viejos filmes de Disney como uno de sus grandes problemas “¿No estamos ya de acuerdo en que el tema del consenso en los primeros filmes de Disney es un aspecto problemático?”, se preguntan.

Las críticas encontraron eco entre algunos asistentes al parque que pidieron que la atracción sea actualizada.

En tanto, en redes sociales varios usuarios cuestionaron a los críticos y apuntaron contra los periodistas «por haber sucumbido a una versión ‘talibán’ de lo políticamente correcto».

«Blancanieves estaría todavía dormida si escuchamos a estos locos de la izquierda que quieren borrar la cultura», expresaron algunos.

Quien no ocultó su disgusto por esa postura fue el jugador de los New York Rangers Matt Traynor, qien escribió en su perfil de Twitter: «Blancanieves es un personaje ficticio que vuelve a la vida gracias a un beso de su futuro esposo. Están llevando demasiado lejos esto, y consiguen que los incrédulos piensen que se trata de un problema real».

Por el momento Disney y el parque de Disneyland en California no se pronunciaron sobre la polémica.