Israel no descarta ninguna opción con Hamas

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró este miércoles que no tiene un plazo previsto para acabar con los bombardeos a Gaza, Israel no está «con un cronómetro» ni tiene un margen de tiempo definido para poner fin al conflicto.

Netanyahu se reunió con embajadores extranjeros y aseguró que Israel “hizo todo lo que pudo” para prevenir la ola de violencia, en referencia a decisiones de la Policía para calmar tensiones con los palestinos en Jerusalén Este o el aplazamiento de la decisión judicial sobre el desalojo de familias palestinas en el barrio de Seij Yarrah, factores detonantes de la escalada con Gaza.

“Solo hay dos posibilidades para hacerles frente: bien ir hasta el final, que es todavía una posibilidad, bien la disuasión, y actualmente estamos inmersos en una disuasión firme”, dijo el primer ministro.

Aseguró que no descartan ninguna opción con el grupo islámico Hamas,  “Lo que intentamos hacer es precisamente esto: reducir sus capacidades, sus medios terroristas, y disminuir su determinación”, expresó.

“Esperamos poder restablecer la calma, y esperamos poder restablecerla rápidamente. Quiero decir que hacemos esto haciendo lo máximo para evitar las víctimas civiles”, explicó.

La reunión del primer ministro Israelí, con decenas de diplomáticos se produce tras días de intentos de mediación y llamamientos internacionales para que las partes alcancen una tregua que por ahora no se ha materializado.