OIT: pandemia seguirá destruyendo empleos hasta 2023

«Se han arruinado cinco años de progresos hacia la erradicación de los trabajadores pobres», según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que indica que en comparación con 2019 unos 108 millones de trabajadores más en el mundo han sido recalificados como pobres o muy pobres.

En 2020, la OIT calculó que la pandemia destruyó horas de trabajo equivalentes a 255 millones de empleos en el mundo, una cifra que espera se reduzca a más de la mitad en 2021 y a aproximadamente la décima parte (26 millones) en 2022, aunque las cifras aún negativas muestran que «la crisis laboral dista mucho de haber terminado». Hasta 2023, el crecimiento de la ocupación no compensará las pérdidas sufridas, advierte la OIT.

En su informe actualizado sobre los efectos de la pandemia en el mercado de trabajo, la OIT empeora ligeramente sus iniciales previsiones de principios de este año, debido a factores como el lento ritmo de vacunación en muchos países, que puede retrasar la recuperación económica.

La cifra de horas equivalentes a 100 millones de empleos destruidos incluye no sólo los puestos de trabajo que la OIT calcula que se perderán (unos 14 millones en 2021) sino también las que son resultado de las reducciones de jornada laboral. (Cortesía DW)