La UE y EE.UU acuerdan tregua en disputa entre Airbus y Boeing

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, confirmó que la UE y EE. UU. acordaron extender por cinco años su reciente tregua de cuatro meses en la disputa comercial de 17 años entre Airbus y Boeing.

«Esto realmente abre un nuevo capítulo en nuestra relación porque nos movemos desde la disputa hacia la cooperación aeronáutica», dijo Von der Leyen antes del inicio de la cumbre que ella y el titular del Consejo Europeo, Charles Michel, sostienen con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. 

La reunión entre Biden, Michel y Von der Leyen representa el relanzamiento de una relación que atravesó momentos difíciles en años recientes, por la acumulación de disputas comerciales. Además de la controversia entre Boeing y Airbus, uno de los temas apremiantes es hallar una salida a la grave disputa comercial que comenzó cuando Trump impuso elevados aranceles a la importación de acero y aluminio europeos.

La representante de Comercio estadounindense, Katherine Tai, había adelantado a periodistas que la media entrará en vigencia a partir del 11 de julio. Aun así, la responsable estadounidense indicó que su país mantendrá la suspensión «siempre y cuando el apoyo de la UE a Airbus sea coherente con los términos del acuerdo», es decir, que no cruce ninguna «línea roja y los fabricantes de EE. UU. puedan competir de forma justa».

Tai explicó que ambas partes han convenido, en el marco de este pacto, ser claras sobre lo que es «un apoyo aceptable a grandes fabricantes aeronáuticos civiles» y entablar un proceso de cooperación para abordar ese respaldo.

«Tenemos un acuerdo para tomar el tiempo de hallar una solución de largo plazo. En ese tiempo, las sanciones serán suspendidas», dijo a la agencia francesa de noticias AFP una fuente europea próxima de las negociaciones.

Otro punto del arreglo entre EE. UU. y la UE es «superar las diferencias frente a China». En ese sentido, ambas partes se han comprometido a colaborar de manera «significativa para confrontar las inversiones en el sector aeronáutico por parte de actores ajenos al mercado en nuestras economías», dijo Tai. (Con información de AFP y EFE)