Vacunas Chinas pueden no ser tan eficaces según informe de TNYT

Algunos países sufren actualmente nuevos brotes de coronavirus a pesar de mantener unas altas tasas de inoculación de vacunas mayoritariamente fabricadas en China, lo que sugiere que estos preparados pueden no ser tan eficaces en la lucha contra la enfermedad y sus nuevas variantes, asegura este miércoles The New York Times.

El rotativo neoyorquino ha desarrollado una investigación basada en datos de contagio de la covid-19 en algunos países que han usado de forma mayoritaria vacunas chinas como las Seychelles, Mongolia o Chile.

Los tres depositaron su fe, al menos en parte, en las vacunas de fabricación china de fácil acceso, que les permitirían implementar ambiciosos programas de vacunación cuando gran parte del mundo no las tenía.

Pero en lugar de estar libres del coronavirus, los tres países han sufrido repuntes de las infecciones.

En Seychelles, Chile, Bahrein y Mongolia, del 50 al 68 por ciento de la población ha sido completamente inoculada, superando a Estados Unidos, según Our World in Data, un proyecto de seguimiento de datos.

Los cuatro se ubicaron entre los diez países con los peores brotes de covid la semana pasada, señala el rotativo. Y los cuatro utilizan principalmente inyecciones realizadas por dos fabricantes de vacunas chinos: Sinopharm y Sinovac Biotech.

«Si las vacunas son lo suficientemente buenas, no deberíamos ver este patrón», dijo Jin Dongyan, virólogo de la Universidad de Hong Kong.

En Estados Unidos, alrededor del 45 por ciento de la población está completamente vacunada, principalmente con dosis elaboradas por Pfizer-BioNTech y Moderna. Los casos han caído un 94 por ciento en seis meses.

Israel proporcionó inyecciones de Pfizer y tiene la segunda tasa de vacunación más alta del mundo, después de Seychelles. El número de nuevos casos confirmados diarios de Covid-19 por millón de habitantes en Israel es ahora de alrededor de 4,95.

En Seychelles, que dependía principalmente de Sinopharm, ese número supera los 716 casos por millón.

Ejemplos de varios países sugieren que las vacunas chinas pueden no ser muy efectivas para prevenir la propagación del virus, particularmente de las nuevas variantes. (Con información de Efe)