Perú: Fujimori intenta último recurso de apelación de actas tras ballotaje

El partido de Keiko Fujimori apelará al menos 15 actas de las autoridades electorales regionales, que este martes cerraron todas las proclamaciones descentralizadas de los resultados de la segunda vuelta electoral a favor del izquierdista Pedro Castillo. En la recta final del dilatado proceso electoral peruano, lo confirmó el abogado Julio César Castiglioni, miembro del equipo legal de Fuerza Popular.

En declaraciones al diario El Comercio, Castiglioni dijo que la agrupación fujimorista apelará las 15 actas de las Jurados Electorales Especiales (JEE) que no favorecen a su candidata. El anuncio se dio el mismo día en que se cerraron las actas de proclamación de resultados en las cortes electorales regionales que aún no figuraban como “resueltas” en el sistema del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el órgano supremo electoral peruano.

De no haber impugnaciones, estas últimas actas de proclamación descentralizada quedarían, como ya pasó con las anteriores, consentidas y serían remitidas al JNE, que en este escenario estima emitir la proclamación general de resultados el 19 o 20 de julio. Pero, si tal y como avanzó Castiglioni, Fuerza Popular presenta apelaciones antes de este viernes, cuando termina el plazo legal de tres días establecido en la norma vigente, y estas son elevadas al pleno del JNE, la proclamación del vencedor de los comicios del pasado 6 de junio podría retrasarse aún más.

Con la cuenta regresiva hacia el 28 de julio, cuando concluirá el gobierno de transición que preside Francisco Sagasti, esta nueva maniobra legal del fujimorismo, aunque prevista dentro del marco normativo, podría una vez más dilatar la proclamación oficial de quien tomará las riendas del país. ”No es problema nuestro si el proceso de proclamación se retrasa o no, es problema de quienes no quisieron dar facilidades para que se aclare el tema del fraude”, aseveró Castiglioni al respecto.

Las apelaciones a estas actas de proclamación descentralizadas son los últimos recursos posibles y, en esta etapa, ya no pueden referirse a cuestiones de huellas digitales o firmas, sino que deben presentar supuestos errores de tipo numérico. Es decir, Fuerza Popular tendría que sustentar que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) cometió algún error numérico y este fue consignado por las autoridades electorales regionales. (Con información de Efe)