Alemania inundaciones: hasta ahora se contabilizan 161 fallecidos

Las autoridades no reportaron nuevos balances de víctimas mortales en el oeste, que hasta este domingo se situaban en 161 muertos entre los dos estados más afectados por la catástrofe, Renania Palatinado y Renania del Norte-Westfalia.

Los equipos de protección civil, bomberos y ejército trabajan para asegurar diques y márgenes de los ríos desbordados, especialmente en la cuenca del Ahr, afluente del Rin, el punto crítico de la catástrofe, con 110 muertos.

En vastas zonas sigue cortado el suministro eléctrico y también de agua potable, que debe ser transportada desde otros puntos de la región. Tampoco se ha logrado normalizar el transporte ferroviario, especialmente en lo que concierne a los trenes regionales. Unas 80 estaciones de ambos «Länder» quedaron anegadas por las aguas.

En Baviera, en el sur, y en Sajonia, en el este, se ha logrado rebajar la tensión, tras la alarma del domingo (18.07.2021) por el desbordamiento de algunos ríos y los temores a que con ello se produjeran también en esa parte del país corrimientos de tierras como los registrados en el oeste.

El nivel del Danubio a su paso por la ciudad bávara de Passau se situó este lunes (19.07.2021) en los 8,18 metros, por debajo del récord histórico de los 8,5 metros.

Los servicios meteorológicos pronostican que las lluvias irán bajando a lo largo de este lunes. No se prevén precipitaciones importantes en las próximas horas, aunque sí chubascos localizados, en el sur y el este.

El domingo, la canciller Angela Merkel visitó el pueblo de Schuld, no lejos de Bonn, donde el río Ahr, transformado en un torrente furioso, destruyó parte del centro histórico.

«El idioma alemán tiene problemas para encontrar las palabras para describir la devastación que se ha ocasionado», afirmó Merkel, que describió una situación «surrealista» y prometió la ayuda del estado federal.

A partir del miércoles, el gobierno entregará ayudas de emergencia de al menos 300 millones de euros, unos 350 millones de dólares, antes de elaborar un vasto programa de reconstrucción de varios miles de millones de euros.

Expertos científicos y políticos dijeron que el desastre era una consecuencia del calentamiento climático.

Merkel pidió el domingo que se haga un «gran esfuerzo» para acelerar las políticas para luchar contra el calentamiento climático. (Con información de DW)