EE.UU.: Víctimas de derrumbe en MIAMI recibirán indemnización

Las víctimas y las familias que sufrieron pérdidas en el derrumbe de un edificio de 12 pisos frente al mar en Florida, recibirán un mínimo de 150 millones de dólares en indemnizaciones, según declaró el miércoles (21.07.2021) un juez de Miami-Dade.

La cantidad estimada procede del desembolso del seguro de la torre de apartamentos Champlain Towers South y de la previsible venta de terreno donde se erigía el condominio de 12 plantas, que se desplomó la madrugada del pasado 24 de junio por causas que aun son materia de investigación federal, dijo en una audiencia el juez del circuito de Miami-Dade, Michael Hanzman.

El magistrado añadió que la indemnización incluye a los visitantes y a los inquilinos, no sólo a los propietarios de condominios. «Sus derechos serán protegidos”, expresó Hanzman.

Las autoridades informaron este miércoles de la identificación de una nueva víctima mortal, con lo que 96 de los 97 fallecidos han sido identificados.

Según la actualización más reciente de las autoridades de Miami-Dade, son ya 96 los cadáveres identificados con la correspondiente notificación a las familias, incluidos 95 cuerpos recuperados de entre los escombros y una mujer que falleció en el hospital.

El último cadáver identificado corresponde a Anastasiya Gromova, de 24 años, cuyo cuerpo fue extraído de los escombros el pasado domingo.  Gromova, residente en Montreal (Canadá), había viajado a Miami para pasar unos días de vacaciones en Surfside (Miami-Dade) invitada por su amiga Michelle Pazos, antigua compañera de estudios en la Universidad de Montreal. Ambas fallecieron en el derrumbe del edificio.

Un total de 272 familias están recibiendo servicios a través del centro de asistencia familiar.

Entre las víctimas, además de estadounidenses, hay argentinos, cubanos, uruguayos, colombianos, chilenos, venezolanos, paraguayos e israelíes, entre otras nacionalidades.

Las autoridades del condado reconocen que, en esta fase de recuperación de cuerpos, se ha vuelto cada vez más complicado identificar a las víctimas y que depende en gran medida del trabajo de la oficina del médico forense y de los análisis científicos y técnicos de los restos. (Con información efe, ap)