Boris Johnson podría usar al ejercito para hacer frente a la crisis de abastecimiento de gasolina

Desde el pasado viernes en el sur de Inglaterra, se han visto largas colas de conductores que esperan por surtir gasolina, esto debido a la escasez de camioneros que sufre toda Europa, especialmente en el Reino Unido tras  el Brexit, lo que afecta el abastecimiento de gasolina en todo el país.

Según información publicada por  The Times el primer ministro estaría dispuesto a poner en practica la llamada “Operación Escalin”, que  fue diseñada hace dos años por el Ministerio de Defensa para hacer frente a la posibilidad del Brexit y serviría para que cientos de soldados condujeran  los camiones cisterna que transportan combustible a las estaciones de servicio.

La industria del transporte calcula que se necesitan unos 90.000 conductores para recuperar cierta normalidad, ya que  mitad de ellos abandonó la profesión durante la pandemia, por jubilación, falta de trabajo u otras opciones laborales. Y al menos 20.000 más eran camioneros de la UE que regresaron a sus países durante el confinamiento, y tienen una difícil vuelta con las nuevas restricciones de inmigración aprobadas por el Gobierno de Johnson.