Presidente de Nicaragua califica de terroristas a los obispos y opositores

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, inició formalmente su campaña para buscar un cuarto periodo presidencial, lanzando insultos a los obispos de la iglesia católica y a los líderes de la oposición detenidos desde mayo, calificándolos de «terroristas».

Ortega aseguró que los obispos nicaragüenses, en medio de la revuelta que estalló en abril de 2018, le dieron un «ultimátum» para que dejara el poder.

«Nos leyeron el ultimátum, donde nos daban 24 horas para dejar y entregar el gobierno, el Poder Judicial, el Poder Electoral, la Asamblea Nacional, entregarlo todo», afirmó Ortega según información difundida por Efe este lunes.

Agregó que los religiosos, le entregaron «un documento vergonzoso, en nombre de los terroristas», donde «exigían el retiro de todas las autoridades y que se instalaran los terroristas en el gobierno al servicio de los yanquis».

Ortega acusó a los dirigentes opositores encarcelado, entre ellos siete aspirantes a la presidencia de Nicaragua, de ser «los verdaderos responsables de los actos de terrorismo» y los que estaban a cargo de bloquear las vías en carreteras «eran delincuentes».