Tesla celebra en Berlín la construcción de su primera fábrica europea

El fabricante de vehículos eléctricos congregó el sábado a miles de personas cerca de Berlín, en un evento que parecía una inauguración pese a que la planta aún no esta terminada.

Los participantes fueron trasladados en autobuses especiales a Grünheide, donde accedieron a esta primera planta europea, en la que hubo conciertos de música electrónica, visitas guiadas y comida vegetariana.

Elon Musk, el polémico propietario de Tesla, participó en la ceremonia e intentó leer algunas frases en alemán, aunque la mayor parte de su discurso fue en inglés.

La planta, anunciada por todo lo alto en noviembre de 2019, está situada en la periferia de Berlín, y abarcará unas 300 hectáreas.
Dispondrá de una capacidad de producción de 500.000 vehículos eléctricos anuales, con la expectativa de ser «la mayor fábrica de baterías en el mundo».

Con este acto de «puertas abiertas», el grupo estadounidense busca calmar las críticas por haberse beneficiado de un polémico procedimiento excepcional que le permitió empezar las obra en 2019 antes de recibir un permiso de construcción.

Desde entonces, las autoridades locales no han emitido ningún permiso definitivo que evalúe el impacto ambiental de las obras, aunque ya están casi terminadas.

A cientos de metros de la planta, manifestantes rechazaron el proyecto por sus efectos sobre la biodiversidad y los recursos acuíferos.
Protestas similares se han replicado en los últimos meses, acompañadas de recursos ante la justicia o cartas públicas.

Con información de AFP