Representantes sanitarios en Reino Unido piden restablecer restricciones ante aumento de casos de Covid-19

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) exigió al Gobierno británico un “plan B” de emergencia ante el aumento de los casos y muertes por coronavirus, luego de que el martes se notificaran 223 fallecimientos, la cifra más alta desde marzo, lo que eleva el número de muertes en el país a 139.000.

El NHS instó a la administración del primer británico,Boris Johnson, a que vuelva a imponer la obligatoriedad de usar mascarillas y nuevas directrices para continuar con el teletrabajo.

Ya estamos en una situación en la que las cosas probablemente empeorarán en dos o tres semanas. Por eso debemos actuar de inmediato” dijo Matthew Taylor director de NHS.

El Martes el gobierno afirmó estar “vigilando muy de cerca” una nueva subvariante (AY4.2) que se propaga en el Reino Unido, sin que se sepa si es aún más contagiosa que la variante Delta.