Elecciones en Chile: lo que se juega el país de la protesta social

Chile se alista para unas elecciones presidenciales imprevisibles este domingo, donde los dos más opcionados se sitúan en las antípodas del abanico político. Las encuestas, que han sufrido el deterioro de la confianza pública por sus notables desaciertos en los últimos años, dan ventaja al candidato derechista José Antonio Kast.

Elecciones en Chile: le contamos qué se juega el país de la protesta social este 21 de noviembre. Entre los candidatos está José Antonio Kast, abogado de 55 años de ascendencia alemana, es el presidente del Partido Republicano de Chile, el cual fundó en 2019. Este será su segundo intento para llegar a la Casa de la Moneda tras su participación en los comicios de 2017 donde quedó en cuarto lugar. Niega ser de la «ultraderecha», pero es un acérrimo defensor de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) con la que, según denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos, su familia colaboró.

Entre sus planes se destacan polémicas propuestas como permitir el arresto de personas en lugares distintos a las cárceles y centros de detención durante un Estado de Excepción, la eliminación del Instituto Nacional de Derechos Humanos, derogar las reparaciones a víctimas de violaciones de derechos humanos en la dictadura, suprimir algunos ministerios, como el de la Mujer y levantar una barrera para evitar la entrada de migrantes.

Según las encuestas, Kast se llevaría un 20% de los votos, que lo pondrían en una segunda vuelta frente a Gabriel Boric, el candidato de la coalición izquierdista, en el segundo lugar de preferencias en los sondeos.

En medio del período de transformaciones que ha transitado Chile desde la revuelta social de octubre de 2019, del remezón económico provocado por la pandemia y en uno de los escenarios políticos más polarizados en la historia del país, Chile se juega el cambio que pidieron los ciudadanos en las calles.

El diputado del Frente Amplio, Gabriel Boric, simboliza esas demandas sociales, que en las protestas reclamaban un mejor acceso a la educación y salud pública y cambiar el sistema de pensiones en manos de fondos privados. Estas son las banderas que toma Boric del movimiento y de su propio ejercicio como líder estudiantil hace 10 años.

Y es que solo tiene 35 años de edad, lo que lo convierte en el aspirante a la presidencia más joven en la historia del país. Para algunos expertos, su inexperiencia en el manejo de lo público es su talón de Aquiles.

En total, siete candidatos se medirán en los comicios donde también se elegirán 155 diputados, 27 de los 43 senadores y consejeros regionales. Entre los otros aspirantes está el candidato de la coalición de derecha del gobierno de Sebastián Piñera, Sebastián Sichel y la única mujer, la senadora Yasna Provoste, exministra de Michelle Bachelet.

Las elecciones en Chile se realizan en medio de la redacción de una nueva Constitución que está en curso, una conquista de las protestas sociales que se materializará con una Carta Magna destinada a sustituir la Constitución de la dictadura.

El país que por años fue «el de mostrar» en la región por su crecimiento económico envidiable y su estabilidad, es hoy escenario de fuerzas contrapuestas que buscan mantener o acabar con el statu quo, con una convulsión política que despedirá a un Piñera desgastado por las protestas y el escándalo de los Pandora Papers.