Wall Street abrió a la baja afectada por la nueva variante del coronavirus

Los principales índices bursátiles de Estados Unidos cayeron en la apertura de la sesión de este viernes, tras la noticia de una nueva variante del coronavirus que ha provocado restricciones a los viajes internacionales.

A las 14.50 GMT, el índice de referencia Dow Jones perdía un 2,56%, hasta los 34.887,90 puntos. mientras que el S&P 500 descendía un 1,77%, hasta los 4.618,08 puntos.

El índice tecnológico Nasdaq Composite perdía un 1,32%, hasta los 15.635,34 puntos.

Por su parte, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este viernes con un importante descenso del 5,55% y se situaba en 74,04 dólares, un mínimo no visto en más de dos meses, después de que conocerse la existencia de una nueva variante de coronavirus en Sudáfrica.Imagen de archivo de una señal de Wall Street en Nueva York, EEUU. 16 febrero 2021. REUTERS/Brendan McDermid

Imagen de archivo de una señal de Wall Street en Nueva York, EEUU. 16 febrero 2021. REUTERS/Brendan McDermid

La confirmación en Sudáfrica de una nueva cepa con mutaciones que, según expertos, marcan un “gran salto en la evolución” de la pandemia, propaga sus consecuencias financieras en la economía global frente al temor de nuevos bloqueos.

Todos los mercados bursátiles asiáticos cerraron con números rojos este viernes. La noticia genera alertas entre los inversores. El petróleo se desploma, y las bolsas en Europa retrocedían hasta un 4%, golpeando principalmente a bancos, empresas del sector turístico y de materias primas.

En Asia, los indicadores de los mercados de valores estaban en terreno negativo después de la publicación de estudios que advierten contra la rápida propagación en ciertas regiones del mundo, y particularmente en Sudáfrica, de la denominada “B.1.1.529″, potencialmente más contagiosa que la variante Delta, que desequilibró al mundo en los últimos meses.La Bolsa de Tokio cerró el primer tramo de la sesión de hoy con una caída del 2,44 % de su principal indicador, el Nikkei, debido al ritmo global de contagios de COVID-19, a la nueva variante detectada en Sudáfrica y al consiguiente fortalecimiento del yen. EPA/EVERETT KENNEDY BROWN
La Bolsa de Tokio cerró el primer tramo de la sesión de hoy con una caída del 2,44 % de su principal indicador, el Nikkei, debido al ritmo global de contagios de COVID-19, a la nueva variante detectada en Sudáfrica y al consiguiente fortalecimiento del yen. EPA/EVERETT KENNEDY BROWN

El índice Nikkei 225 de Tokio cerró con una caída del 2,53%, tras perder más del 3% durante la sesión. En Hong Kong, al comienzo de la tarde, el Hang Seng perdió un 2,2%, mientras que el KOSPI de Corea del Sur perdió un 1,3%. Mientras, en ShanghaiMumbai y Taipei también la tendencia era negativa.

Preocupada por la propagación de la nueva variante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que convocará a una reunión de expertos para evaluar el nuevo escenario, en medio de una creciente preocupación a nivel mundial.

El objetivo del encuentro, según ha anunciado el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas, es determinar si esta variante “debe ser designada como variante de interés o variante preocupante”. El vocero de la OMS, Christian Lindmeier, dijo que el grupo de asesoramiento técnico de la agencia de la ONU y otros expertos en la evolución del virus estaban consultando con los investigadores sudafricanos.

Hasta el momento se notificaron casi 100 secuencias de la variante, y los primeros análisis muestran que tiene “un gran número de mutaciones” que requieren más estudios, dijo Lindmeier.

(Con información de AFP y EFE)