Alemania: despiden a Merkel con máximos honores a luz de las antorchas

Faltan 3 días para que la Canciller en funciones de Alemania Angela Merkel, deje el cargo que ha ocupado durante 16 años y asuma el puesto el socialdemócrata Olaf Scholz el próximo 6 de diciembre, cuando sea juramentado ante el congreso alemán (Bundestag).

La noche de este jueves fue  la ceremonia de despedida por parte de las Fuerzas Armadas Federales, quienes rindieron los máximos honores a Merkel, la tercera gobernante del país en recibirlos en esta ceremonia llamada «Zapfenstreich», que solo se rinden a ministros de Defensa, presidentes y cancilleres.

La canciller en funciones eligió para la ceremonia el histórico complejo Bendler Block, del Ministerio de Defensa, construido como oficina para la Armada Imperial Alemana en 1914, ampliado por los nazis y convertido en el cuartel general de un grupo de oficiales alemanes que intentaron sacar a Adolf Hitler del poder el 20 de julio de 1944. Los líderes de la conspiración fueron ejecutados en el patio, donde hoy se alza un monumento dedicado a la resistencia alemana.

En su discurso breve y emotivo Merkel agradeció a los alemanes y les pidió que sean optimistas sobre el futuro de su país. Fueron «16 años como canciller de Alemania llenos  de acontecimientos, a menudo, muy desafiantes, políticamente y como ser humano», dijo.

La canciller agregó que «los dos últimos años de la pandemia en particular» habían demostrado «la importancia de confiar en los líderes políticos, la ciencia y el discurso público». Además dijo que «me gustaría alentarlos en el futuro a mirar el mundo desde la perspectiva de otras personas también».

Entre los participantes se encontraban el presidente federal Frank-Walter Steinmeier y el futuro canciller Olaf Scholz a quien Merkel le deseó a él y a su Gobierno «todo lo mejor, una mano afortunada y buena suerte”.