Casi 6 millones de casos de deportación han sido presentados en corte desde el 2001

Una nueva base de datos del TRAC de la Universidad de Syracuse, Nueva York, permite dar seguimiento al número de nuevos casos de deportación presentados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el tipo de cargo que enfrentan los extranjeros citados para presentarse ante un juez de inmigración.

Cerca de 6 millones de casos de deportación han sido presentados ante la Corte de Inmigración (Oficina de Revisión de Casos de Inmigración -EOIR-) desde el 2001, indica un informe elaborado por el Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse en Nueva York.

La cifra asoma tras la creación de una nueva herramienta que permite “rastrear nuevos casos deportación” presentados a la EOIR mes tras mes, señala el Centro.

Según la base de datos, a finales del mes de marzo de este año la EOIR había procesado en 21 años un total 5.858,920 casos de deportación. De ellos, 3.302,593 (56%) no contaron con asistencia legal y 2.556,327 (43.63%) tuvieron un abogado durante sus procesos.

El TRAC dijo que en lo que va del año fiscal 2022, que finaliza el 30 de septiembre, la Corte de Inmigración ha recibido unos 384,000 nuevos casos. La cantidad de expedientes acumulados en la EOIR supera los 1.7 millones.

Cerca de 6 millones de casos de deportación han sido presentados ante la Corte de Inmigración (Oficina de Revisión de Casos de Inmigración -EOIR-) desde el 2001, indica un informe elaborado por el Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse en Nueva York.

La cifra asoma tras la creación de una nueva herramienta que permite “rastrear nuevos casos deportación” presentados a la EOIR mes tras mes, señala el Centro.

Según la base de datos, a finales del mes de marzo de este año la EOIR había procesado en 21 años un total 5.858,920 casos de deportación. De ellos, 3.302,593 (56%) no contaron con asistencia legal y 2.556,327 (43.63%) tuvieron un abogado durante sus procesos.

El TRAC dijo que en lo que va del año fiscal 2022, que finaliza el 30 de septiembre, la Corte de Inmigración ha recibido unos 384,000 nuevos casos. La cantidad de expedientes acumulados en la EOIR supera los 1.7 millones.

El primer aviso

El TRAC explica que los inmigrantes que enfrentan un proceso de deportación, incluidos aquellos que solicitan asilo, “reciben primero un Aviso o Notificación de Comparecencia (NTA) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS)”, documento que indica el día, lugar, hora y dirección del tribunal donde debe presentarse para una audiencia y un juez decida sus futuros en Estados Unidos.

Es en la primera audiencia donde inicia el proceso judicial de deportación a través de los tribunales de inmigración.

A finales de abril del año pasado la Corte Suprema de Justicia dictaminó que las NTA incompletas o con información errónea no son válidas y no detienen el reloj de presencia continua en Estados Unidos.

El dictamen favoreció a cientos, quizás miles de inmigrantes indocumentados que enfrentan un proceso de deportación de Estados Unidos.
En una decisión 6-3, el máximo tribunal de justicia resolvió que las NTA no pueden llegar incompletas a un tribunal y con ello activar un proceso de deportación.

Entre 2001 y finales de marzo del 2022, se han emitido unas 5.700,000 NTA, de acuerdo con la nueva herramienta del TRAC.

Por qué la herramienta

El TRAC señala que el público ha tenido un interés de larga data en tener acceso a información confiable y oportuna sobre estos casos, “no solo porque afectan a millones de inmigrantes y familiares de ciudadanos estadounidenses, sino también porque estos casos reflejan la agenda política de las administraciones presidenciales, las prioridades de inmigración del Congreso y las operaciones diarias del sistema de inmigración de los Estados Unidos”.

La herramienta también muestra datos adicionales que no estaban disponibles antes sobre la gravedad de los cargos presentados contra los inmigrantes por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Indica además que “aunque el proceso de deportación en los Tribunales de Inmigración es un proceso civil, el sistema de control de inmigración de Estados Unidos y el sistema de justicia penal se han interrelacionado cada vez más”.

“Como resultado, el campo de la práctica legal y la investigación académica conocida como ‘crimmigración’ ha estado creciendo en los últimos años”, indica.

La nueva herramienta permite ver “las tendencias en el uso de cargos de terrorismo, delitos graves y cargos penales, así como ver la frecuencia de los casos de deportación que no incluyen cargos penales” y que representan la mayoría.

Con Información de Univisión.com