La importancia de respetar el horario de dormir de los niños

Distintos estudios y la misma ciencia han confirmado por años que el dormir el tiempo necesario y estipulado es fundamental para la salud y la capacidad de aprendizaje de un niño. Está científicamente comprobado que los niños que duermen el tiempo necesario tienen un mejor desempeño en la escuela, una mejor memoria y una salud mental óptima en general.

Datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirman que en la actualidad los problemas de sueño van aumentando y los más comunes son los despertares nocturnos, dificultades para conciliar el sueño, la resistencia al acostarse, los ronquidos y apenas (dificultad en respiración).

Importancia del buen dormir para los niños

El sueño le da al cuerpo un descanso y le permite prepararse para el día siguiente, también le da al cerebro la posibilidad de resolver las cosas. Los científicos no saben exactamente qué tipo de organización realiza el cerebro mientras dormimos, pero creen que el sueño puede ser el momento en el que el cerebro clasifica y almacena información, reabastece las sustancias químicas y resuelve los problemas.

La cantidad de horas de sueño que necesita una persona depende mucho de la edad, por ejemplo, los bebés duermen entre 14 y 15 horas por día, pero las personas mayores sólo necesitan entre 7 y 8 horas de sueño por noche para garantizar un buen descanso.

Datos científicos

  • Dormir aumenta la memoria y el aprendizaje.
  • Las hormonas del crecimiento se desarrollan durante el sueño, contribuyendo a su correcto desarrollo mental y físico.
  • El sueño fortalece el sistema inmune, disminuyendo así la vulnerabilidad a las infecciones y enfermedades.
  • El sueño afecta al entorno y al comportamiento social.
  • La falta de sueño incide directamente en los problemas de atención de los niños.
  • La falta de sueño es un factor importante que aumenta el riesgo de sobrepeso.
  • Los problemas del sueño en los niños afectan a toda la familia, disminuyendo la felicidad y aumentando la impaciencia e irritabilidad de los padres, lo que acaba creando un círculo vicioso de estrés familiar muy perjudicial.

Freddy González Gil

Comunicador Social venezolano-argentino, especialista en Artes Audiovisuales, amante del deporte y más de 15 años de experiencia | Buenos Aires, Argentina | Twitter | Instagram