Se agranda la grieta entre las leyendas de los Chicago Bulls: el nuevo dardo de Scottie Pippen a Michael Jordan

El histórico alero culpó a su compañero por no haber alcanzado un hito en su carrera

Un nuevo capítulo se sumó a la grieta entre las dos leyendas de los Chicago Bulls: Scottie Pippen y Michael Jordan. Luego de varios cruces dialécticos, que emergieron desde la emisión de la serie The Last Dance, este domingo sorprendió una declaración del ex alero quien culpó a M.J. por no haber alcanzado un hito en su carrera.

En una entrevista con TrashTalkProduction, que fue publicada este sábado en su canal de YouTube, a Pippen le preguntaron: “Nunca ganaste un DPOY. ¿Qué pasó hombre? ¿Los reporteros estaba borrachos o que?”. Con una sonrisa irónica en su rostro, contestó: “Creo que estaban muy ocupados mirando a Michael”.

No hace falta aclarar la gran sociedad que armaron Pippen y Jordan en la década de los 90 con los Chicago Bulls. Juntos lograron dos tricampeonatos en ocho temporadas disputadas y así como Michael obtuvo numerosos premios individuales a lo largo de su carrera que lo llevaron a ser considerado el mejor basquetbolista de todos los tiempos, incluidos 5 MVP de la temporada y 6 MVP de las Finales, Scottie no obtuvo ningún premio, ni siquiera un DPOY (premio al mejor defensor de la NBA).

No es novedoso remarcar el cambio brusco que tuvo el equipo con la llegada de Pippen. Aun con Jordan en cancha, los Bulls no habían podido superar siquiera la primera ronda de los Playoffs. Y esto es lo que remarca en cada entrevista Scottie, quien descolló en varias posiciones en el campo, sobre todo en materia defensiva. De allí es que nace la ironía del oriundo de Hamburg, Arkansas, quien repartió culpas también a los medios por haber posado todos los flashes en Air Jordan.21/05/2020 The Last Dance, la docuserie de Michael Jordan en Netflix

21/05/2020 The Last Dance, la docuserie de Michael Jordan en Netflix

Por supuesto, esta no fue el primer dardo ni será el último que Scottie Pippen lanzará sobre Michael Jordan. Uno de los que más retumbó ocurrió en noviembre de 2021 y poco para que se publicaran Unguarded, las memorias de Scottie Pippen, un libro que aspira a vender millones de copias en todo el mundo al contar desde una mirada única lo acontecido en su vida y en su carrera, durante la cual hizo historia con los Chicago Bulls en la década del 90 junto a Michael Jordan. En este contexto, la revista GQ tuvo acceso exclusivo a un fragmento de la publicación en la que el ex jugador de la NBA analizó la serie documental The Last Dance.

Y fue en ese momento en el que el estadounidense de 56 años cargó directamente contra su ex compañero por la forma en la que se contaron aquellos años de gloria del equipo comandado por Phil Jackson y sostuvo que en lugar de hacer foco en el grupo, el documental se centró en su figura. “Los dos últimos episodios se emitieron el 17 de mayo. Al igual que los ocho anteriores, glorificaron a Michael Jordan sin dar elogios suficientes a mí y a mis orgullosos compañeros de equipo. Michael merece una gran parte de la culpa por eso. Los productores le habían otorgado el control editorial del producto final. El documental no podría haber sido publicado de otra manera. Él era el protagonista y el director”, apuntó.

Pippen se mostró muy molesto con este aspecto, sobre todo porque él esperaba una mirada diferente, o al menos eso le habían prometido cuando abrió las puertas de su hogar para prestar testimonio sobre una etapa que calificó como gloriosa y mágica de su vida. “Michael estaba decidido a demostrarle a la generación actual de fanáticos que él fue el más grande de todos durante su tiempo, y aún más grande que LeBron James, el jugador que muchos consideran no sólo su igual, sino superior. Así que Michael presentó su historia, no la historia del The Last Dance”.Con sus cuatro trofeos de campeonato a sus pies, Dennis Rodman (izquierda), Scottie Pippen (izquierda, centro), el entrenador Phil Jackson y Michael Jordan (derecha) de los Chicago Bulls se ríen de los comentarios de un compañero de equipo en un mitin del equipo en Chicago.Con sus cuatro trofeos de campeonato a sus pies, Dennis Rodman (izquierda), Scottie Pippen (izquierda, centro), el entrenador Phil Jackson y Michael Jordan (derecha) de los Chicago Bulls se ríen de los comentarios de un compañero de equipo en un mitin del equipo en Chicago.

La ex figura de la NBA, que conquistó seis anillos con los Bulls, contó cuál fue su impresión al ver los primeros ocho episodios de manera exclusiva antes del estreno, por cortesía de ESPN: “No podía creer lo que veía”, sostuvo y agregó: “Una y otra vez, el foco de atención brillaba en el número 23. Incluso en el segundo episodio, que se centró durante un tiempo en mi difícil educación y mi camino poco probable hacia la NBA, la narrativa volvió a MJ y su determinación de ganar. Yo no era más que un accesorio. Su ‘mejor compañero de equipo de todos los tiempos’, me llamó. No podría haber sido más condescendiente si lo hubiera intentado”.

Disgustado por el exceso de protagonismo de Jordan, Pippen reconoció que eso le hizo rememorar algunos episodios de su etapa como integrante de aquel mítico equipo: “Cada episodio era el mismo: Michael en un pedestal, sus compañeros de equipo secundarios, más pequeños, el mensaje no era diferente de cuando se refirió a nosotros en ese entonces como su ‘elenco de apoyo’. De una temporada a la siguiente, recibíamos poco o ningún crédito cada vez que ganábamos, pero la mayor parte de las críticas cuando perdíamos”.

“Ahora aquí estaba yo, a mediados de mis cincuenta, 17 años desde mi último juego, viéndonos degradar una vez más. Vivirlo la primera vez fue bastante insultante”, disparó el ex jugador de los Bulls. “¿Cómo se atreve Michael a tratarnos de esa manera después de todo lo que hicimos por él y su preciosa marca? Michael Jordan nunca habría sido Michael Jordan sin mí, Horace Grant, Toni Kukoc, John Paxson, Steve Kerr, Dennis Rodman, Bill Cartwright, Ron Harper, BJ Armstrong, Luc Longley, Will Perdue y Bill Wennington. Pido disculpas a todos los que he dejado fuera”.

El ex alero, considerado como uno de los mejores 75 jugadores de la NBA de toda la historia según la propia liga, reveló que él no es el único de los ex jugadores que está molesto por cómo se llevó adelante la serie de 10 episodios que sigue disponible en Netflix. Asimismo, afirmó: “Para empeorar las cosas, Michael recibió USD 10 millones por su papel en el documental, mientras que mis compañeros de equipo y yo no ganamos ni un centavo, otro recordatorio del orden jerárquico de los viejos tiempos”.

Con Información de Infobae.com