Atrasos en oficina de ICE tiene a decenas de migrantes esperando a la intemperie

La falta de capacidad de respuesta en una oficina de la agencia encargada de las deportaciones del gobierno en Orlando, Florida, tiene a decenas de inmigrantes esperando en las afueras de las instalaciones para que les procesen sus documentos y puedan continuar batallando por sus derechos de permanencia en EUU.

La falta de capacidad de respuesta en una oficina de la agencia encargada de las deportaciones del gobierno en Orlando, Florida, tiene a decenas de inmigrantes esperando en las afueras de las instalaciones para que les procesen sus documentos y puedan continuar batallando por sus derechos de permanencia en Estados Unidos.

La semana pasada la cadena de noticias CNN reportó que una larga cola se extendía frente a las dependencias de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Orlando, centro de Florida. La fila incluía niños y ancianos, y que algunos habían optado por dormir en el interior de sus vehículos.

El congresista estatal Darren Soto escribió molesto en su cuenta de la red social Twitter indicando “nuestras familias inmigrantes merecen más respeto que este trato inhumano” que proporciona la agencia federal. “Es por eso que estamos actuando rápidamente!”, agregó.

En una carta enviada al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas y al director interino de ICE, Tae Johnson, el 29 de abril, Soto señaló que “al menos 250 personas estaban experimentando retrasos” en esa oficina.

El legislador republicano pidió además una investigación y una solución rápida este problema.

Algunos inmigrantes que no tienen vehículos han decidido instalar tiendas de campaña que levantan junto a otros extranjeros en la cola mientras esperan ser atendidos por ICE.

Quienes son

Los inmigrantes que hacen la cola en las afueras de las instalaciones de ICE en Orlando fueron procesados por agentes de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) en la frontera sur de Estados Unidos con México.

Tras hallar que tienen una probable causa de asilo, son procesados y luego liberados, permitiéndoles esperar en Estados Unidos la resolución de sus casos en los tribunales de inmigración.

En estos casos los extranjeros viajan desde la frontera a reunirse con familiares en otros estados. Por lo general, el CBP les entrega documentos migratorios y una fecha límite para registrarse ante una oficina de ICE cuando lleguen a su destino final.

“Básicamente, cuando los liberan ellos, cuando llegan al destino final, deben reportarse para que ICE tome la decisión de colocarlo en un programa alternativo de detención (ATD) o para darles seguimiento y asegurar de que se van a presentar luego en la Corte de Inmigración ante u juez, quien decidirá sus futuros en Estados Unidos”, explica José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

“Para reprogramarlas les dicen que tienen que enviar un correo electrónico para que ellos le envíen la nueva cita. Pero esos correos no los están respondiendo. Eso agrava la situación”, indicó.

Con Información de Univisión.com