Nadal logró una victoria épica en el Master 1000 de Madrid, pero otra vez preocupó con sus declaraciones: “Tengo una lesión crónica e incurable”

Venció a David Goffin 6-3, 5-7, 7-6 (11/9) en un partidazo y avanzó a cuartos de final, aunque dio señales de sus molestias físicas. En la próxima ronda jugará con su compatriota Carlos Alcaraz

Rafael Nadal sufrió para ganarle al belga David Goffin 6-3, 5-7, 7-6 (11/9), en un partido en el que tuvo que ir al tie-break del tercer set para imponerse en 3 horas y 9 minutos. El español se clasificó a los cuartos de final del Masters 1000 de Madrid, donde se medirá con su compatriota Carlos Alcaraz, que superó al sudafricano Cameron Norrie por 6-4, 6-7(4) y 6-3. Sin embargo, más allá de su alegría por un nuevo triunfo, el número 4 del Ranking ATP volvió a dar señales que preocupan sobre sus problemas físicos.

“Ha sido un final de partido increíble, al que nunca hubiéramos tenido que llegar”, dijo tras el encuentro Nadal, que, parecía ir hacia una victoria en dos sets, que se acabó complicando y que lo obligó a un desgaste mucho mayor. No obstante sumó un nuevo triunfo en su regreso a la competición, tras su forzado parón por fisura en las costillas, por lo que no estuvo en Montecarlo y Barcelona.

Una doble falta de Nadal abrió el camino a Goffin para romper el saque en el quinto juego y ponerse 3-2, pero el número cuatro del mundo reaccionó en el siguiente con otra rotura para dejar de nuevo la igualada. El mallorquín voló en los tres siguientes juegos, con nueva rotura para el 5-3 y cerrar el set con su servicio.https://www.espn.com.ar/core/video/iframe?id=10325171&endcard=false&omniReportSuite=wdgespge

Apoyado en un gran revés, Nadal volvió romper el servicio de su rival para poner el 2-1 en el segundo set. El belga no se rindió y en el décimo juego, levantó dos bolas de partido y rompió el servicio del español para poner el 5-5 y tras otra rotura llevarse el set 7-5. En la última manga, Nadal aguantó las acometidas del belgas, mortal con su saque, para acabar llevándose el tie-break con su cuarta bola de partido, por 9 a 11.

“Hay que tener la humildad para no considerarse tan bueno como para no cometer errores. A veces las cosas no se terminan cuando uno espera”, analizó Nadal tras el partido en declaraciones publicadas por el diario Marca. El mallorquín de 35 años se metió por decimosexta vez en su carrera para los cuartos del torneo madrileño.

Sobre cómo le afectó su inactividad, indicó: “Necesitaba ritmo, pero no tanto. Hay que ser realistas, sé cómo he llegado aquí y sé que es una semana complicada. Ganar dos partidos aquí es una noticia fantástica. Voy a intentar darlo todo mañana y darme mis opciones”.A pesar de sus problemas físicos Rafa venció en un partidazo (REUTERS/Juan Medina)A pesar de sus problemas físicos Rafa venció en un partidazo (REUTERS/Juan Medina)

También fue contundente respecto de sus problemas físicos: “Me duele el pie y voy cojo (con dolores), esto es parte de mi día a día. La lesión es crónica e incurable. Eso es lo malo de no haber cerrado el partido antes. Mañana me puedo levantar con más problemas de la cuenta y hay que aceptarlo”.

Cabe recordar que Rafa volvió en enero tras una baja de casi seis meses por el dolor en el lesionado pie izquierdo, pero en su retorno lo hizo en el más alto nivel al punto de mantenerse invicto en lo que va del primer trimestre del año.

En la próxima ronda se probará este viernes con su compatriota Carlos Alcaraz. “Está mejor y más en forma que yo porque llevo un periodo fuera. El parte con ventaja en el partido de mañana. Pase lo que pase en el partido, espero que me sirva para el futuro. Para mi lo importante es quién vaya a ser mejor dentro de tres semanas (Roland Garros). Desgraciadamente, estoy pensando a medio plazo”, afirmó.

Hace 20 años que se inició como profesional, supo ser número 1 del Ranking, suma 91 títulos de ATP y con 21 Grand Slam, es el más ganador en la historia por delante del suizo Roger Federer y del serbio Novak Djokovic, ambos con 20.

Con Información de Infobae.com