El presidente y la primera ministra de Finlandia apoyan el ingreso del país en la OTAN pese a las amenazas de Putin

Los dos mandatarios anunciaron que el país debe ingresar en la OTAN «sin demora», rompiendo con más de ocho décadas de no alineamiento

Los líderes de Finlandia anunciaron este jueves su intención de que el país se una a la OTAN “sin demora”, una medida que reforzaría la fuerza de la alianza militar occidental tras la invasión rusa de Ucrania y redibujaría el mapa de seguridad de Europa.

Se espera que la nación nórdica, que comparte una frontera de 810 millas (1,303 kilómetros) con Rusia, reciba una adhesión rápida para unirse a la alianza, y la vecina Suecia parece dispuesta a seguir con su propia candidatura en los próximos días.

El Presidente Sauli Niinistö y la Primera Ministra Sanna Marin anunciaron su apoyo a la candidatura del país a la OTAN en una declaración conjunta a primera hora del jueves.

“El ingreso en la OTAN reforzaría la seguridad de Finlandia. Como miembro de la OTAN, Finlandia reforzaría toda la alianza de defensa”, comunicaron Niinistö y Marin.

“Finlandia debe solicitar el ingreso en la OTAN sin demora. Esperamos que los pasos nacionales aún necesarios para tomar esta decisión se tomen rápidamente en los próximos días», añadieron.

Finlandia ha sido tradicionalmente neutral desde el punto de vista militar y ha mantenido buenas relaciones con Moscú, pero la guerra de Ucrania ha llevado al país a replantearse su seguridad y su autodeterminismo.

La medida es una señal de la unidad europea y de la oposición a la agresión del presidente ruso Vladimir Putin, y los países occidentales actúan para contrarrestar los temores de que el Kremlin quiera restablecer el poder ruso sobre sus vecinos más allá de Ucrania

El fin del antiguo deseo de Ucrania de entrar en la OTAN y la retirada de las tropas occidentales en la región eran fundamentales para las exigencias de Putin antes de la guerra, pero la adhesión de Finlandia duplicaría la frontera de Rusia con la alianza transatlántica.

Cuando se le preguntó el miércoles si Finlandia provocaría a Rusia al entrar en la OTAN, Niinistö dijo que la culpa sería de Putin. “Mi respuesta sería que tú has provocado esto. Mírate al espejo”, afirmó.

Si Finlandia se convirtiera en miembro de pleno derecho de la OTAN, quedaría vinculada por el Artículo 5, según el cual todos los miembros, incluido Estados Unidos, acuden en defensa de cualquier otro miembro que sea atacado.

También se espera que Suecia, influida por el afán y la rapidez de sus vecinos finlandeses, manifieste su intención de unirse a la alianza en los próximos días.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia advirtió anteriormente de “graves consecuencias militares y políticas” si alguno de los dos países se unía a la alianza de 30 naciones.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha dicho anteriormente que sería posible permitir la adhesión de Finlandia y Suecia “con bastante rapidez”. Es probable que los países miembros discutan la solicitud de Finlandia en una cumbre en Madrid, España, el 28 de junio.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, declaró este jueves a los legisladores de la Unión Europea (UE) que el país haría una importante contribución a la seguridad regional.

“Si Finlandia decidiera solicitar la adhesión, ésta reforzaría la seguridad y la estabilidad de la región del Mar Báltico y del norte de Europa”, explicó Haavisto a través de un vídeo.

“Estamos convencidos de que Finlandia aportaría un valor añadido a la OTAN. Nuestra dotación en tiempo de guerra de las fuerzas de defensa es de 280,000 soldados, y la reserva entrenada es de 900,000 hombres y mujeres”, detalló.

Finlandia no se acogerá formalmente al Artículo 5 durante su proceso de solicitud, pero se espera que los miembros de la OTAN le ofrezcan garantías de seguridad ante cualquier repercusión del Kremlin.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció el miércoles que había acordado nuevos acuerdos con Suecia y Finlandia para reforzar la seguridad europea, comprometiéndose a apoyar a las fuerzas armadas de ambos países en caso de que sean atacadas.

La OTAN, formalmente la Organización del Tratado del Atlántico Norte, se fundó en 1949 como una forma de que las potencias occidentales respondieran al creciente poder e influencia de la Unión Soviética.

Mientras que Noruega fue uno de los miembros fundadores, Finlandia se ha mostrado reacia hasta ahora a unirse plenamente a la alianza. Sin embargo, Finlandia intensificó su colaboración con la OTAN tras la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014.

Con unas fuerzas armadas modernas y bien equipadas, compatibles con las operaciones y normas de la OTAN, y una red de inteligencia militar avanzada, los analistas consideran que Finlandia encaja de forma natural tanto desde el punto de vista ideológico como práctico.

La opinión pública finlandesa se ha inclinado fuertemente hacia la adhesión en las últimas semanas, con un 76% a favor y un 12% en contra, según una encuesta reciente de la cadena pública YLE. El apoyo a la adhesión solía rondar el 25% en las encuestas previas a la guerra de Ucrania.

Finlandia libró dos guerras contra Rusia entre 1939 y 1944 y frustró un intento de invasión, pero perdió el 10% de su territorio en el proceso.

Con Información de Telemundo.com