Misofobia: ¿De qué trata el trastorno psicológico?

La misofobia es un trastorno obsesivo-compulsivo que genera un miedo injustificado a los gérmenes, a la contaminación y a la suciedad. Dependiendo del grado, es más complicado de diagnosticar porque cuesta establecer dónde se encuentra la línea entre una persona muy limpia.

Síntomas

Muchos pueden ser las señales y síntomas de la Misofobia. Algunas personas pueden presentar irritabilidad insoportable, sofocos, sudoración, náuseas, sienten palpitaciones, ataques similares a los ataques de pánico, pero en realidad lo que ocurre es que la fobia los ahoga.

“Es todo psicológico, si se hicieran estudios saldría todo normal. En muchos otros casos hace tener un comportamiento inadecuado, impropio, y generalmente comportamientos obsesivos compulsivos”, explicó la psicóloga de nacionalidad argentina, Ana María Fusaro, para el medio ConBienestar.

Tratamientos

Especialistas insisten que no es de gravedad la patología y que tranquilamente la misofobia puede tratarse y la persona que la sufre puede llevar una vida relativamente normal. Los dos aspectos fundamentales para su tratamiento es la medicación y terapia.

El tratamiento conductivo-conductual (TCC9 es considerada la mejor arma para que los personas que padezcan el trastorno obsesivo, combinando medicamentos inhibidores de las enzimas, usados normalmente para controlar el estrés.

Practicar actividades relajantes y de introspección también pueden colaborar en sobrellevar mejor el trastorno, como el yoga o la meditación. “Sirve cualquier acción que implique meterse adentro de uno mismo, que son abstraerse de los problemas de la realidad. Depende de la idiosincrasia del paciente, cada uno tiene su propia forma de calmarse. Tienen que ser cosas que le hagan desviar la atención de los factores de estrés hacia un factor nuevo”, resaltó Ana María Fusaro.

Donald Trump y Cameron Diaz

El empresario y ex presidente de los Estados Unidos indicó en una entrevista el pasado año 1999, dio varios detalles que aseguraron luego especialistas que sufren de Misofobia. «No soy un gran fanático de estrechar las manos. Pienso que es una barbaridad. Todo el tiempo aparecen reportes médicos que dicen que al estrechar las manos se contagian resfríos y todo tipo de cosas”.

Por su parte, la actriz de “Loco por Mary” confirmó en el año 2014 que padece el trastorno. “Llego abrir las puertas con los codos y lavarme las manos de 10 a 15 veces por día. No estoy asustada de los gérmenes, simplemente soy consciente de ellos. No me acerco a los fluidos de otras personas a menos que las conozca muy bien».

Freddy González Gil

Comunicador Social venezolano-argentino, especialista en Artes Audiovisuales, amante del deporte y más de 15 años de experiencia | Buenos Aires, Argentina | Twitter | Instagram