Biden felicita a Petro y espera «seguir fortaleciendo» la cooperación con Colombia

El presidente estadounidense Joe Biden habló este martes con el presidente izquierdista electo de Colombia, Gustavo Petro, para felicitarle y espera trabajar con él «para seguir fortaleciendo la cooperación bilateral», informó la Casa Blanca en un comunicado.

En la conversación abordaron «la importancia del respeto mutuo y la asociación como la base de la relación entre Estados Unidos y Colombia», añade

Gustavo Petro se convirtió el domingo en el primer izquierdista en ganar la presidencia de Colombia.

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, dijo el martes que mantuvo una conversación muy amistosa con el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, en busca de una intensa y normal relación entre los dos países.

Petro, quien promete ambiciosos cambios sociales y económicos, se convirtió el domingo en el primer izquierdista en ganar la presidencia de Colombia, un país históricamente conservador y gobernado por líderes de derecha y centroderecha.

«En el camino de una más intensa y normal relación diplomática he sostenido ahora una conversación muy amistosa con el presidente Biden de los EEUU», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

«En sus palabras una relación ‘más igualitaria’ en provecho de los dos pueblos», agregó.

Por su parte, Biden “subrayó que espera trabajar con el presidente electo para continuar fortaleciendo la cooperación bilateral, incluso en cambio climático, seguridad sanitaria e implementación del Acuerdo de Paz de 2016”, según dio a conocer la Casa Blanca.

El presidente Biden extendió una felicitación a la vicepresidenta electa Francia Márquez así como un saludo al pueblo colombiano.

Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de Colombia y su principal aliado en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales involucrados en la producción y el tráfico de cocaína.

Petro, quien se posesionará el 7 de agosto en reemplazo del derechista Iván Duque, planeó en campaña cambios en la lucha contra las drogas y descartó por completo la reanudación de la fumigación aérea de plantaciones de hoja de coca -materia prima de la cocaína- con el químico glifosato, para priorizar planes de sustitución voluntaria de cultivos.

El presidente electo, un economista de 62 años, propone reformas económicas y sociales para combatir la pobreza, la desigualdad y la exclusión que cautivaron a millones de pobres, aunque despiertan temor entre los empresarios y los mercados financieros.