Alerta corazón: cuáles son los síntomas de las 6 enfermedades cardiovasculares más frecuentes

Un nuevo informe de la American Heart Association describió las señales más usuales de estas afecciones, que constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en todo el mundo. Comprende varias afecciones, entre las que se destacan el ataque cardíaco, la insuficiencia cardíaca, la enfermedad de las válvulas, el accidente cerebrovascular, los trastornos del ritmo cardíaco y la enfermedad de las arterias y venas periféricas, como las más frecuentes.

Mujeres y hombres suelen manifestar síntomas diferentes, y aseguran los expertos que éstos pueden estar separados por meses o años según la afección, y en un espectro variable de gravedad o intensidad. Además, suelen superponerse o bien la enfermedad progresa en el tiempo sin mayores indicios. De allí la importancia de consultar a tiempo y contar con un diagnóstico certero lo más prematuro que se pueda. A eso apunta la última declaración científica de la American Heart Association (AHA) publicada hoy en la revista Circulation.

Los síntomas de estas enfermedades cardiovasculares pueden afectar profundamente la calidad de vida, y una clara comprensión de ellos es fundamental para un diagnóstico efectivo y decisiones de tratamiento. La declaración científica es un compendio del ‘estado de la ciencia’ que detalla los síntomas asociados con las enfermedades cardiovasculares, las similitudes o diferencias en los síntomas entre las condiciones y las diferencias de sexo en la presentación y el informe de los síntomas”.

Mujeres y hombres suelen manifestar síntomas diferentes, lo que muchas veces dificulta el diagnóstico (Getty)Mujeres y hombres suelen manifestar síntomas diferentes, lo que muchas veces dificulta el diagnóstico (Getty)

Para la presidenta del comité de redacción de declaraciones científicas, Corrine Jurgens, Ph.D., RN, ANP, FAHA, y profesora asociada en la Escuela de Enfermería Connell de Boston College, “algunas personas pueden no considerar síntomas como fatiga, trastornos del sueño, aumento de peso y depresión como importantes o relacionados con la enfermedad cardiovascular”.

“Sin embargo, la investigación indica que síntomas sutiles como estos pueden predecir eventos agudos y la necesidad de hospitalización. Se justifica una definición más amplia de lo que constituye un síntoma ‘importante’”, enfatizó.

Es que debido a su subjetividad, medir los síntomas puede resultar difícil. En algunas personas pueden pasar inadvertidos o no ser informados si quien los presenta o cree que no sean importantes o no estén relacionados con una condición de salud existente. Además, según explicó Jurgens, “los síntomas pueden ocurrir sin cambios en la progresión de la enfermedad y el estado de la enfermedad también puede progresar sin síntomas”.

Algunos síntomas son comunes a muchos tipos de enfermedades cardiovasculares, pero muchos no lo son / Freepik

Algunos síntomas son comunes a muchos tipos de enfermedades cardiovasculares, pero muchos no lo son / Freepik

Así las cosas, algunos síntomas son comunes en muchos tipos de enfermedades cardiovasculares y bien conocidos por todos, mientras que otros síntomas son menos conocidos. Por ejemplo, el dolor de pecho es el síntoma más común y reconocible de un ataque al corazón. Sin embargo, los menos familiares que pueden ser pasados por alto incluyen dificultad para respirar, fatiga, sudoración, náuseas y mareos.

“Los síntomas de las enfermedades cardiovasculares impulsan el uso de la atención médica y contribuyen de manera importante a la calidad de vida. Los síntomas tienen una importancia fundamental no sólo para el diagnóstico de la enfermedad cardiovascular y la evaluación de la respuesta al tratamiento médico, sino también directamente para la vida diaria de los pacientes”, aseguraron los expertos de la AHA. Y enumeraron las manera en que pueden presentarse las seis enfermedades más frecuentes.

El síntoma más frecuente del ataque cardíaco es el dolor torácico, que a menudo se describe como presión o malestar (Getty)El síntoma más frecuente del ataque cardíaco es el dolor torácico, que a menudo se describe como presión o malestar (Getty)

1- Ataque al corazón

El ataque cardíaco es una de las afecciones cardíacas que se incluyen en la categoría amplia de síndrome coronario agudo (SCA), un término que se refiere a cualquier afección cardíaca causada por una pérdida repentina del flujo sanguíneo al corazón.

El síntoma más frecuente de SCA, en particular de un ataque cardíaco, es el dolor torácico, que a menudo se describe como presión o malestar, y puede irradiarse a la mandíbula, el hombro, el brazo o la parte superior de la espalda. Los síntomas concurrentes más comunes son dificultad para respirar, sudoración o sudor frío, fatiga inusual, náuseas y mareos.

Y si bien estos últimos son considerados “atípicos”, un reciente aviso de la AHA aclaró que esta etiqueta puede deberse a la falta de mujeres incluidas en los ensayos clínicos de los que se derivaron las listas de síntomas. Las mujeres son más propensas que los hombres a reportar otros síntomas además del dolor en el pecho.

Es muy alto el número de personas con síntomas de infarto que no llegan a recibir atención médica (iStock)Es muy alto el número de personas con síntomas de infarto que no llegan a recibir atención médica (iStock)

2- Insuficiencia cardiaca

La dificultad para respirar es un síntoma clásico de insuficiencia cardíaca y una razón común por la que los adultos con insuficiencia cardíaca buscan atención médica. Sin embargo, los síntomas tempranos y más sutiles deben reconocerse como signos para consultar con un profesional de la salud. Estos síntomas pueden incluir síntomas gastrointestinales como malestar estomacal, náuseas, vómitos y pérdida del apetito; fatiga; intolerancia al ejercicio (relacionada con fatiga y dificultad para respirar); insomnio; dolor (pecho y otros); alteraciones del estado de ánimo (principalmente depresión y ansiedad); y disfunción cognitiva (niebla mental, problemas de memoria).

Las mujeres con insuficiencia cardíaca reportan una variedad más amplia de síntomas, son más propensas a tener depresión y ansiedad, y reportan una calidad de vida más baja en comparación con los hombres con insuficiencia cardíaca.

Al igual que sucede con el infarto, las mujeres son más propensas que los hombres a reportar diferentes síntomas en la insuficiencia cardíaca: informan náuseas, palpitaciones y cambios digestivos, así como niveles de dolor de mayor intensidad (en otras áreas del cuerpo, no solo en el pecho), hinchazón y sudoración.

Las mujeres con insuficiencia cardíaca reportan una variedad más amplia de síntomas / (Gettyimages)Las mujeres con insuficiencia cardíaca reportan una variedad más amplia de síntomas / (Gettyimages)

3- Enfermedad de las válvulas

Es una causa común de insuficiencia cardíaca y comparte el síntoma de dificultad para respirar. Los problemas con las válvulas cardíacas (las estructuras similares a valvas que controlan el flujo de sangre entre las cavidades del corazón) incluyen válvulas estrechadas o rígidas (estenosis), válvulas que cierran incorrectamente (prolapso), permitiendo que la sangre fluya hacia atrás (regurgitación) o válvulas formadas incorrectamente (atresia).

En los casos leves de enfermedad de las válvulas, es posible que las personas no presenten síntomas durante años y luego desarrollen progresivamente más síntomas similares a los asociados con la insuficiencia cardíaca. La enfermedad de las válvulas también puede causar presión arterial alta en los pulmones o hipertensión pulmonar. Una de las formas más graves y comunes de enfermedad de las válvulas es la estenosis aórtica, que ocurre cuando la válvula aórtica se estrecha y restringe el flujo de sangre desde el corazón.

Un ACV ocurre cuando un vaso sanguíneo que va al cerebro se bloquea o revienta (Getty)Un ACV ocurre cuando un vaso sanguíneo que va al cerebro se bloquea o revienta (Getty)

4- Accidente cerebrovascular

Un ACV ocurre cuando un vaso sanguíneo que va al cerebro se bloquea o revienta y, por lo general, causa síntomas reconocibles que solicitan ayuda de emergencia. Para reconocer los síntomas de un derrame cerebral que requieren atención médica inmediata, la Asociación Estadounidense de Accidentes Cerebrovasculares recomienda que todos recuerden que manifestaciones como “cara caída”, debilidad en un brazo o dificultad del habla son indicios de que hay que llamar al servicio de emergencias.

Otros síntomas de accidente cerebrovascular son confusión, mareos, pérdida de coordinación o equilibrio y cambios visuales. Reconocer los síntomas del accidente cerebrovascular es fundamental, ya que el tratamiento inmediato puede ayudar a prevenir o reducir la posibilidad de una discapacidad a largo plazo o la muerte.

Otra vez, las mujeres que experimentan un derrame cerebral tienen más probabilidades que los hombres de tener otros síntomas menos familiares además de los comunes. Estos síntomas incluyen dolor de cabeza, estado mental alterado, coma o estupor.

Con menor frecuencia, algunas personas con trastornos del ritmo cardíaco pueden presentar dolor torácico, mareos, desmayos o casi desmayos y ansiedad / EFE/Julien de Rosa/Archivo
Con menor frecuencia, algunas personas con trastornos del ritmo cardíaco pueden presentar dolor torácico, mareos, desmayos o casi desmayos y ansiedad / EFE/Julien de Rosa/Archivo

5- Trastornos del ritmo cardíaco

Las llamadas arritmias a menudo se describen como la sensación de un latido cardíaco anormal o palpitaciones que pueden ser irregulares, rápidas, palpitantes o detenidas. Otros síntomas incluyen fatiga, dificultad para respirar y mareos, todos los cuales se comparten con otras enfermedades cardiovasculares. Con menor frecuencia, algunas personas con trastornos del ritmo cardíaco pueden presentar dolor torácico, mareos, desmayos o casi desmayos y ansiedad.

Las mujeres y los adultos jóvenes con trastornos del ritmo son más propensos a experimentar palpitaciones, mientras que los hombres tienen más probabilidades de no experimentar síntomas. Los adultos mayores tienen más probabilidades de experimentar síntomas poco comunes o ningún síntoma.

La enfermedad de las venas periféricas puede no causar síntomas o puede causar dolor en las piernas (Europa Press)

La enfermedad de las venas periféricas puede no causar síntomas o puede causar dolor en las piernas (Europa Press)

6- Enfermedad de venas y arterias

La enfermedad arterial periférica, o EAP, afecta las arterias de las extremidades inferiores y reduce el suministro de sangre a las piernas. Las personas pueden no tener síntomas o pueden desarrollar el síntoma clásico de claudicación, que es dolor en uno o ambos músculos de la pantorrilla que ocurre al caminar y desaparece con el descanso. Sin embargo, el dolor en otras partes de las piernas y en los pies y los dedos de los pies son los síntomas más comunes de la EAP en lugar del dolor en la pantorrilla. La EAP con síntomas se asocia con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, y los hombres tienen un mayor riesgo que las mujeres.

“La medición de los síntomas vasculares incluye la evaluación de la calidad de vida y las limitaciones de la actividad, así como el impacto psicológico de la enfermedad -sostuvo Jurgens-. Sin embargo, las medidas existentes a menudo se basan en la evaluación del médico en lugar de los síntomas informados por el individuo y la gravedad de los síntomas”.

La enfermedad de las venas periféricas (PVD, por sus siglas en inglés) puede no causar síntomas o puede causar dolor en las piernas. Los síntomas típicos relacionados con las piernas incluyen dolor y molestias en las piernas, pesadez u opresión en las piernas, fatiga, calambres, síndrome de piernas inquietas e irritación de la piel.

Las diferencias de sexo en la enfermedad de las venas y las arterias dan cuenta de que las mujeres son más propensas a informar dolor en otros lugares además del músculo de la pantorrilla o ningún síntoma. Los síntomas de las mujeres a menudo se complican por la creencia errónea de que la EAP es más común entre los hombres o los síntomas se confunden con los de otras afecciones comunes, como la osteoartritis. También es más probable que la EAP progrese rápidamente en las mujeres y afecte la calidad de vida.

Con Información de Infobae