¿Cuál es la cantidad adecuada de tomar agua por día?

No hay ningún tipo de dudas sobre la vital importancia y así lo han asegurado por siglos diversos especialistas, que cada persona en el mundo tiene la necesidad de ingerir una adecuada cantidad de agua para mantener el cuerpo hidratado para fortalecer el cuerpo y evitar cualquier tipo de enfermedades.

Sin embargo y a pesar de la aseveración, el gran debate siempre radica en saber cuál es la cantidad mínima y obligatoria de agua que cada ser humano necesita consumir. Un estudio indica que cada en cerebro podría estar la solución de la interrogante, ya que una parte de este órgano sería capaz de recibir las señales por parte de la sangre, boca e intestino que reflejaría la cantidad adecuada de ingesta.

Dependiendo del lugar o persona

Esta característica es fundamental ya que dependiendo de la zona en la que se esté provisional o continuamente, sabremos las metodologías de hidratación del cuerpo humano porque no es lo mismo estar en zonas calurosas y desérticas o en regiones que habitan normalmente climas fríos y helados.

Lo mismo puede pasar cuando se trata de un deportista de alto rendimiento, una ama de casa o un trabajador de la calle, así también por las distintas afecciones o enfermedades que pueda sufrir un determinado individuo, ya que no es lo mismo hidratación por dolor de cabeza o por una diarrea, en resumen, cada persona es un mundo distinto.

Estadísticas

Según análisis de distintas especialistas en la salud estadounidense indican que las personas adultas tendrían que tomar un aproximado de un litro de líquido por cada 1.000 kilocalorías consumidas, lo que quiere decir que sería un poco más de ocho vasos para alguien que ingiere 2.000 calorías diarias.

El gran inconveniente al respecto es que la mayoría de las personas en los Estados Unidos llegan a los niveles de hidratación por varios derivados como pueden a llegar a ser, por ejemplo, frutas, verduras y bebidas naturales o químicas, pero tan sólo un tercio de la población lo haría exclusivamente por el agua.

Señales

Acá es donde se afianza la teoría de que el cerebro es indispensable para entender cuándo y cuánto se necesita de hidratación. El aspecto sensorial más notorio cuando se necesita agua es sin dudas, la resequedad de la garganta y labios, no obstante, desde hace más de medio siglo existe la teoría de que una parte del cerebro puede llegar más lejos con respecto a las señales.

El fisiólogo sueco Bengt Andersson, demostró que una región llamada órgano subfornical (SFO) controla la concentración de agua y sales en la sangre y desencadena la necesidad de beber. “Recibes una señal de la sangre que te dice tu estado actual de hidratación, una señal de la boca que te dice cuánto líquido bebiste y una señal del intestino que te dice qué se consumió: ¿fue agua, fue algo?” agrega Christopher Zimmerman, profesor de la Universidad de Princeton, quien resume que se puede confiar en que el sistema de sed indicará siempre cuándo se necesita tomar agua.

Freddy González Gil

Comunicador Social venezolano-argentino, especialista en Artes Audiovisuales, amante del deporte y más de 15 años de experiencia | Buenos Aires, Argentina | Twitter | Instagram