Guillermo Lasso criticó al populismo en la Asamblea de la ONU y dijo que “muestra su rostro autoritario”

El presidente de Ecuador describió los principales lineamientos de su gobierno y calificó de “absurda” la invasión rusa a Ucrania

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, brindó su discurso este miércoles en la 77° Asamblea General de la ONU. Calificó de “absurda la invasión de Rusia a Ucrania y resaltó que su país dispuso de “un comité de crisis que cumplió el objetivo de retornar a los que estaban en Ucrania en vuelos humanitarios”. También criticó al populismo y dijo que “muestra su rostro autoritario”.

El mensaje que quiero decirles es que Ecuador está ahí para el mundo. Ecuador no deja atrás a nadie. Por eso estoy seguro que el mundo no dejará atrás a Ecuador en ninguno de sus particulares desafíos”, comenzó su intervención; al tiempo que manifestó: “Abogamos por el no uso de la fuerza para zanjar disputas y por el respeto pleno de los derechos humanos”.

Luego indicó: “La realidad es que la mayor parte de mi vida he cultivado una idea muy sencilla. Esta es que la única forma de crear valor es poniendo por delante a las personas. En los seres humanos ubico mi confianza. Esto es vital para la construcción de un mundo más pacífico y estable”.

Lasso se refirió al rol de Naciones Unidas, a la que definió como una gran familia. “En esta gran institución formamos una familia de naciones y las naciones somos familias de ciudadanos. De lo que pase en el interior de cada una de estas familias depende la estabilidad general”, indicó.

Guillermo Lasso (REUTERS/Shannon Stapleton)Guillermo Lasso

Criticó al populismo y dijo que “muestra su rostro autoritario”, al tiempo que subrayó que “el desafío tiene múltiples vertientes, pero siempre insistiré en que si queremos mantener alejadas las amenazas hay que tener alejado al feo rostro del autoritarismo. Para eso hay que crear oportunidades para las personas. Necesitamos un orden mundial en el que todos los ciudadanos se sientan incluidos”, enfatizó.

En otro pasaje de su discurso, el jefe de Estado ecuatoriano recalcó: “Necesitamos abrir las puertas de oportunidades a más ciudadanos y nunca más cerrarlas detrás de una falsa noción de soberanía que no es tal, sino soberbia. La seguridad internacional es un deber que todos compartimos”.

Hoy Ecuador está empeñado en una lucha frontal contra el tráfico de estupefacientes. El crimen transnacional requiere de una solución transnacional. Tenemos dos opciones: sufrir por separado a este enemigo o unirnos para vencerlo. Los acontecimientos hacen evidente que necesitamos aún más colaboración”, subrayó.

Por último, se refirió al drama de la migración y cómo la aborda su país. “Hemos sido uno de los mayores receptores de refugiados. En Ecuador realizamos esfuerzos especiales para garantizar los derechos e integración de los migrantes. Con medio millón de venezolanos viviendo en el Ecuador, somos uno de los tres mayores receptores de migrantes de ese país. Atendemos a esa población con salud, educación y otros servicios sociales”, concluyó.

Con Información de Infobae