Lanzan una campaña de vacunación contra el sarampión, la rubéola, las paperas y la poliomielitis

Es por el riesgo de reintroducción de estas enfermedades en la región. Serán dosis adicionales para bebés y niños de 13 meses a 4 años inclusive

En la Argentina, las coberturas de vacunación pediátrica ya mostraban un descenso antes de la pandemia, la baja empezó a registrarse en 2017 y la situación se agravó a partir de la emergencia sanitaria internacional en 2020, con caídas promedio entre 10 y 15 puntos respecto a los años previos. Debido a esto, los expertos coinciden en que el riesgo de reintroducción del sarampión, la rubéola, y la poliomielitis es permanente,porque los tres virus continúan circulando en otros países de América y en el resto del mundo.

Frente a este escenario, el Ministerio de Salud de la Nación lanzó la Campaña Nacional de Vacunación contra Sarampión, Rubéola, Paperas y Poliomielitis que comenzará el 1 de octubre y se extenderá por seis semanas, hasta el 13 de noviembre con dosis de las vacunas triple viral (SRP) antipoliomielítica (IPV). Esta iniciativa se trata un seguimiento de vacunación que ofrece dosis adicionales.

Infobae participó del encuentro con las autoridades sanitarias nacionales en el que se brindaron detalles sobre cómo se implementará esta campaña. Consultada por Infobae, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, precisó que “la población objetivo de esta campaña son 2,3 millones de niños de todo el país de 13 meses a 4 años inclusive (4 años, 11 meses y 29 días).Se vacunarán a todos esos niños y niñas de esa edad con una dosis adicionalindependientemente de su esquema de vacunación previo”.

Unrecognizable mother applying medication on her two years old boy who has chickenpox.Unrecognizable mother applying medication on her two years old boy who has chickenpox.

“En 2019 tuvimos el brote de sarampión más importante de los últimos 20 años y pudimos interrumpir esa circulación y a pesar de ese brote, sostuvimos el estatus libre de sarampión y enfermedad eliminada”, apuntó Vizzotti.

Debido a la globalización y la libre circulación sumado a los brotes que existen hoy en el mundo, el riesgo de tener un caso importado y que eso se convierta en un brote, “es un riesgo importante”, destacó la ministra de Salud. De hecho, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) categorizó a la Argentina como país de riesgo mediano-alto de reintroducción de virus como el de la polio y del sarampión.

La última campaña de seguimiento de este tipo se realizó en 2018. En la actualidad, se estima que unos 713.000 niños son susceptibles frente al sarampión y más de 500.000 frente a la polio, detalló el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli.

Alerta por el sarampión y la polio

El riesgo de nuevos brotes de estad enfermedades es permanente. En general la reintroducción del sarampión llega de la mano de algún adulto que ha viajado a países con circulación y esto impacta en los niños que son los más vulnerables y susceptibles a estas afecciones, por no estar vacunados o no haber estado expuestos a estos virus.

“En 2019 tuvimos el brote de sarampión más importante de los últimos 20 años y pudimos interrumpir esa circulación y a pesar de ese brote, sostuvimos el estatus de país libre de sarampión”, apuntó Vizzotti.

“En 2019 tuvimos el brote de sarampión más importante de los últimos 20 años y pudimos interrumpir esa circulación y a pesar de ese brote, sostuvimos el estatus de país libre de sarampión”, apuntó Vizzotti.

El subsecretario de Estrategias Sanitarias explicó que, para evitar la reintroducción de enfermedades como el sarampión, la rubéola y la poliomielitis en la región, es necesario mantener las coberturas de vacunación iguales o superiores al 95% y la utilización de un sistema de vigilancia para identificar nuevos casos e implementar una estrategia de bloqueo (vacunar a los contactos, y aislar para evitar la vacunación a terceros.)

Gracias a la vacunación sostenida, Argentina eliminó la circulación endémica del virus de sarampión y no presenta casos autóctonos desde el año 2000, por lo que se mantiene la condición de país libre de sarampión, pero el riesgo se mantiene ya que en la región la situación es dispar, Brasil y Venezuela presentan circulación del virus y perdieron su condición de países libres de sarampión por brotes que no pudieron ser controlados.

Uno de los pilares de la campaña es llegar a las familias de esos niños para apuntar a la “percepción de riesgo”, esto significa tomar conciencia de la gravedad que pueden adquirir estas enfermedades en la población pediátrica.

Vizzotti señaló que lo que se busca es “tener más de 95% de cobertura, o al menos más de 90%, para que si ingresa al país alguien adulto o menor con sarampión, no encuentre población susceptible para transmitirse”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) categorizó a la Argentina como país de riesgo mediano-alto de reintroducción de virus como el de la polio y del sarampión (Gettyimages)La Organización Panamericana de la Salud (OPS) categorizó a la Argentina como país de riesgo mediano-alto de reintroducción de virus como el de la polio y del sarampión (Gettyimages)

Sarampión

El sarampión es una enfermedad viral que afecta principalmente a los niños, y en algunos casos puede presentar complicaciones. Debido a que es una de las infecciones más transmisibles, cobra especial importancia la protección que brinda la vacuna.

El sarampión puede ocasionar complicaciones como neumonía o cuadros de encefalitis, que es una inflamación del sistema nervioso central, o un cuadro que se ve años después que se llama panencefalitis esclerosante progresiva, un cuadro neurológico muy grave. La enfermedad puede ser letal en uno a dos de cada mil niños.

El último brote de esta enfermedad registrado en el país fue el más importante tras lograr la eliminación, se extendió por siete meses, desde agosto de 2019 a marzo 2020, período en el causó 179 casos y una muerte.

Calendario completo de vacunación contra el sarampión

El sarampión puede ocasionar complicaciones como neumonía o cuadros de encefalitis, que es una inflamación del sistema nervioso central (Gettyimages)El sarampión puede ocasionar complicaciones como neumonía o cuadros de encefalitis, que es una inflamación del sistema nervioso central (Gettyimages)

La vacuna es obligatoria y gratuita en todos los vacunatorios y hospitales públicos del país. Más allá de esta campaña de seguimiento para población pediátrica que ofrece dosis adicionales, es importante recordar que el Calendario Nacional de Vacunación contempla que todos los niños y niñas, a los 12 meses y a los 5 años, reciban la vacuna triple viral que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas. Asimismo, es imprescindible que todos los mayores de 5 años, adolescentes y adultos cuenten con dos dosis de la vacuna Doble o Triple Viral.

– De 12 meses a 4 años inclusive: deben acreditar una dosis de vacuna Triple Viral (sarampión-rubéola-paperas).

– Mayores de 5 años, adolescentes y adultos: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión y la rubéola aplicada después del año de vida (Doble o Triple Viral) o contar con serología IgG positiva para ambos virus.

– Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

– Personal de salud: todas las personas que trabajan en el nivel asistencial (mesa de entradas, limpieza, seguridad, laboratorio, planta médica y de enfermería, etc.) deben acreditar dos dosis de vacuna contra el sarampión y la rubéola aplicada después del año de vida (Doble o Triple Viral) o contar con serología IgG positiva para ambos virus.

La poliomielitis puede causar parálisis permanente (Getty)La poliomielitis puede causar parálisis permanente (Getty)

Como anticipó Infobae, durante el primer año de la pandemia por coronavirus, ningún grupo de niñas y niños alcanzó a tener un nivel de cobertura de las vacunas del calendario oficial por encima del 80% en la Argentina. Al no contar con un nivel adecuado de inmunización está en riesgo la salud de muchos chicos.Hoy hay 580.464 niños que pueden ser susceptibles al virus que causa la poliomielitis o más conocida como polio. También se estimó que 713.000 chicos se encuentran en la misma situación con respecto al sarampión.

La situación es “preocupante” para expertas de la Sociedad Argentina de Pediatría la Sociedad Argentina de Infectología. Porque esos niños sin la protección adecuada podrían contagiarse los virus de la polio o del sarampión si los patógenos volvieran a circular en el país o si los chicos estuvieran en contacto con una persona infectada.

Pero la situación epidemiológica de otros países, con la presencia del virus de la polio en aguas residuales en Londres y en Nueva York o el brote de sarampión que está escalando en Liberia, África, y la interconexión global por los viajes hacen que el número de niños susceptibles en la Argentina sea un motivo de atención hoy y para ellos está destinada esta campaña de seguimiento.

Con Información de Infobae