Patrulla Fronteriza de EEUU detuvo a 2,5 millones de migrantes en la frontera en el año fiscal 2022

El número de inmigrantes que cruzaron de forma irregular a suelo estadounidense tuvo un nuevo récord en el año fiscal 2022, con 2.5 millones de detenciones registradas por la Patrulla Fronteriza.

El total de detenciones acumuladas del 1 de octubre de 2021 al 31 de agosto de este año suman 2.493.723. La gran mayoría de las detenciones ocurrieron en la frontera sur, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). El año fiscal concluye este 30 de septiembre. En el año fiscal 2021, las autoridades detuvieron a 1,7 millones de inmigrantes irregulares.

La fluctuación de las detenciones varía. Según los registros de CBP, en agosto hubo un pico de 203.598 detenciones, y buena parte de ese número, un 22%, son migrantes irregulares que ya habían sido expulsados con anterioridad en el transcurso del año.

La muestra de agosto registró un 2,2% de incremento en el número de detenciones comparado con el mes anterior.

Los migrantes de Venezuela, Cuba y México engrosan la lista de detenciones, según el reporte de las autoridades estadounidenses, seguido de los procedentes de países centroamericanos. Una buena parte de los migrantes buscan solicitar asilo, especialmente los venezolanos, cubanos y nicaragüenses, que en conjunto representan más del 35% de las detenciones.

EEUU detiene migrantes en frontera en cantidad récord

“Los regímenes comunistas fallidos en Venezuela, Nicaragua y Cuba están impulsando una nueva ola de migración en todo el hemisferio occidental, incluido el reciente aumento de encuentros en la frontera suroeste de Estados Unidos”, dijo el comisionado de CBP, Chris Magnus, en un comunicado.

Las cifras también destacan una baja porcentual significativa en el número de centroamericanos en comparación con el verano de 2021. Según el jefe de la Patrulla Fronteriza, esto obedece al trabajo de la administración Biden con los “socios en la región” para abordar la problemática de la emigración.

Las autoridades estadounidenses sostienen que de base urge atacar las causas de la migración irregular, y por ahora centran su atención en facilitar y agilizar los procesos de repatriación y combatir las redes de tráfico humano.

Datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) compilados por The New York Times sostienen que hasta a 1 millón de migrantes se les ha permitido permanecer en el país mientras tramitan sus solicitudes de asilo, la mayoría provenientes de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

La abogada de inmigración Claudia Bernal dijo a la Voz de América que entre las razones para las peticiones de asilo más comunes figuran “la frustración sobre la realidad económica de sus países, la imposibilidad de medios y trabajo” y la inseguridad, que aunque son denuncias legítimas, no califican para lo que la Ley de Inmigración de EEUU considera para el asilo, como es el miedo creíble, pertenecer a un grupo determinado o persecusión por condición de raza o creencias religiosas, entre otros.

La migración irregular y la situación en la frontera sur ha puesto al Partido Republicano a la ofensiva contra la administración del presidente Joe Biden y el ala demócrata, con políticas estatales en Florida y Texas que han desatado polémica, como el envío de miles de migrantes irregulares en costosos transportes a la capital estadounidense y otras regiones gobernadas por demócratas.

La mayoría de esos migrantes transportados en autobuses y aviones son venezolanos, cubanos y nicaragüenses.

Con Información de Vozdeamerica