El mal dormir puede ser tambien la causa de obesidad o sobrepeso

Son varios los cuidados que se requieren para tener el peso corporal ideal y adecuado, sin embargo, aunque muchos solo crean que radica por la alimentación o ejercicios físicos, existe una realidad comprobada por diversos estudios que aseguran que el buen y mal dormir son características fundamentales.

Por décadas e incluso siglos, la recomendación fundamental para encontrar el descanso necesario es de 7 a 8 horas nocturnas y si el tiempo lo permite, realizar durante el día una siesta de por lo menos, una hora.

De esto depende mucho el accionar del día y la resistencia necesaria para asumir las actividades, no obstante, cuando se trata del bienestar físico, aunque no creas, si no se desarrolla el horario del descanso requerido se pueden presentar importantes episodios de obesidad y sobrepeso.

Dormir bien para no padecer por kilos de más

Al no descansar como corresponde, se alterará el equilibrio entre la leptina (inhibe las ganas de comer) y la ghrelina (la estimula), provocando una mayor necesidad de consumir alimentos más calóricos, ricos en grasas y azúcares

Jorgelina Azzaro, licenciada en Nutrición, explicó en Bienestar que: “Se debe prestar más atención a la rutina del sueño, ya que repercute en la acumulación de grasa y líquidos. Cuando hay falta de descanso, se altera el equilibrio entre ambas, con una menor secreción de leptina y mayor de ghrelina, provocando una mayor necesidad de consumir alimentos más calóricos, ricos en grasas y azúcares”.

La especialista argentina dio tres tips indispensables para poder conciliar el sueño y lograr el descanso necesario:

  1. Es importante fijar un horario fijo para acostarse.
  2.  No comer ni trabajar cuando se está en la cama.
  3. Dos horas antes de ir a dormir, dejar de utilizar los dispositivos móviles.

También resaltó lo importante del comportamiento que se debe tener previo al descanso nocturno: “Evitar comidas nocturnas muy abundantes y acostarse con el estómago lleno (esperar entre 1 hora y media y dos horas postcena), evitar bebidas con mucha cafeína (como café, gaseosas, té verde), y no hacer ejercicio antes de irse a la cama, ya que genera endorfinas que levantan anímicamente a la persona y dan la sensación de euforia, impidiendo conciliar el sueño”.

Freddy González Gil

Comunicador Social venezolano-argentino, especialista en Artes Audiovisuales, amante del deporte y más de 15 años de experiencia | Buenos Aires, Argentina | Twitter | Instagram