DEPORTES

Miguel Almirón convirtió uno de los mejores goles del tradicional boxing day de la Premier League

La figura del Newcastle tuvo una notable producción en la victoria de su equipo por 3 a 0 frente al Leicester City. Las imágenes

No jugó la Copa del Mundo de Qatar, pero continúa demostrando por qué es considerado una de las figuras de la Premier League. Miguel Almirón brilló en el triunfo por 3 a 0 del Newcastle sobre el Leicester y su máxima expresión de talento la expuso con una obra que concluyó en la red.

Una contundente victoria en el King Powes Stadium marcó la continuidad del extraordinario momento que atraviesa el conjunto de Eddie Howe, que se ubica en el segundo puesto del campeonato, solo por detrás del líder, Arsenal.

El equipo del estratega británico ha reanudado la competición con la misma solvencia con la que la dejó para dar paso al Mundial: llevan siete triunfos seguidos, que elevan a doce el número de éxitos desde que perdió con el Liverpool, el pasado 31 de agosto, hasta ahora su única derrota.

El Newcastle le frustró el boxing day al Leicester que tenía el partido sentenciado a la media hora. Y es que al elenco de Howe le bastó con un buen arranque para liquidar el compromiso. A los tres minutos una dura entrada de Daniel Amartey dentro del área significó el penal que Chris Wood transformó en gol. Cuatro más tarde, un pase de Bruno Guimaraes fue capitalizado por el paraguayo Miguel Almirón para establecer el segundo, en lo que se considera el mejor tanto de la jornada. Y pasada la media hora, un córner ejecutado por Kieran Trippier fue capitalizado por el brasileño Joelinton, quien de cabeza le puso cifras definitivas al duelo.

La victoria, la novena en lo que va de la Premier League, sitúa provisionalmente al Newcastle en la segunda plaza con un punto de ventaja respecto al Manchester City que tiene pendiente su partido de la jornada ante el Leeds.

Por su parte, el líder del certamen también se quedó con los tres puntos y se mantiene firme en lo más alto de la tabla de posiciones. Eddie Nketiah anotó el último tanto del encuentro con el que el Arsenal se impuso por 3 a 1 ante el West Ham. Los Gunners dominaron en posesión en la primera mitad, pero el grito de Said Benrahma desde el punto del penal fue generó preocupación.

Los de Mikel Arteta reaccionaron en el complemento y Bukayo Saka empató a los ocho minutos de reiniciado el pleito. Y Gabriel Martinelli revirtió la historia con su conquista. Finalmente, cuando el West Ham amenazaba con la igualdad, Nketiah improvisó otra magnífica acción en ofensiva y concluyó la jornada con el 3 a 1.

Con Información de Infobae