El Parlamento Europeo presentará un plan de transparencia en respuesta al escándalo de corrupción 

 La presidenta del Parlamento Europeo presentará el jueves un plan de 14 puntos para endurecer en unas semanas las normas que regulan las declaraciones financieras y los contactos con grupos de presión por parte de los parlamentarios, en un intento por restablecer la confianza tras un escándalo de corrupción criminal.

La presidenta del Parlamento, Roberta Metsola, buscará el jueves el respaldo de los jefes de los grupos políticos, según una fuente parlamentaria. El plan exigiría que se declaren todas las reuniones con grupos de interés, un periodo de transición durante el cual los antiguos parlamentarios no podrían ejercer presión y una mayor transparencia sobre los regalos.

Las autoridades belgas han imputado a cuatro personas, entre ellas la diputada griega Eva Kaili y el exparlamentario italiano Pier Antonio Panzeri, por haber recibido dinero y regalos de Qatar para influir en la toma de decisiones.

Qatar ha negado haber actuado de manera incorrecta, al igual que Kaili a través de su abogado. El abogado de Panzeri ha declinado hacer comentarios.

El Parlamento también ha iniciado un procedimiento para suspender la inmunidad de otros dos miembros.

Según las normas actuales, solo los presidentes de las comisiones y quienes supervisan determinadas leyes o resoluciones están obligados a publicar las reuniones con grupos de presión o grupos de campaña. Según el plan de Metsola, esta obligación se extendería a todos los diputados, así como a su personal.

Los parlamentarios tendrían que dar más detalles en sus declaraciones financieras. Así, por ejemplo, no podrían escribir simplemente “consultoría” como fuente de ingresos externos.

Las infracciones de las normas serían objeto de sanciones más claras. Los detalles de las sanciones, junto con las declaraciones, se presentarían de forma más clara en el sitio web de la asamblea para permitir a los votantes responsabilizar más a los diputados, dijo la fuente parlamentaria.

Metsola, que se ha comprometido a liderar la reforma, ha dicho que las nuevas normas no impedirán que se atraiga a la gente con dinero.

Sin embargo, los críticos afirman que la información limitada sobre los contactos y las escasas sanciones impuestas han creado un entorno en el que el incumplimiento de las normas puede quedar impune o pasar desapercibido.

Una reforma que llevará más tiempo es la creación de un organismo independiente de ética que abarque todas las instituciones de la UE. La Comisión Europea tiene previsto presentar una propuesta sobre dicho organismo, pero no está claro cuándo llegará.

Con Información de euronews