Las razones por las que Japón busca estrechar su relación con América Latina durante el 2023

El canciller japonés Yoshimasa Hayashi visitó México, Ecuador, Brasil y Argentina en su primera gira diplomática del año. La importancia de la región en la política externa nipona para este año

Yoshimasa Hayashi, canciller del Japón, tiene como misión estrechar la relación de su país con Latinoamérica. Por eso, durante una gira por la región que lo llevó a MéxicoEcuadorBrasil (San Pablo y Brasilia), Argentina -y luego también a los Estados Unidos-, el funcionario se encontro con sus pares y otros líderes de cada país para dialogar sobre cómo potenciar estos vínculos, encontrar puntos en común y colaborar en los retos que compartan.

“El propósito de su visita a los países latinoamericanos es realmente intercambiar puntos de vista sobre diversos desafíos internacionales, así como las relaciones bilaterales”, dijo Yukiko Okano, subsecretaria de Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores del Japón, durante una mesa redonda en la que participó Infobae en el Hotel Emperador de Buenos Aires este martes por la tarde. “Algunos de los países que está visitando, como Brasil, son miembros no permanentes del Consejo de Seguridad para este año. Y Japón se ha convertido en miembro no permanente del consejo para este año y el próximo. Así que pensamos que sería una buena oportunidad para intercambiar puntos de vista antes de asumir esa membresía”.

Se trata de un año sumamente importante para la diplomacia japonesa, ya que le toca la presidencia de turno del G7 y participará también en el Consejo de Seguridad de la ONU. “Entonces pensamos que era una muy buena oportunidad para intercambiar puntos de vista sobre cómo cooperar entre el G20 y el G7″, aclara Okano.

El ministro de Asuntos Exteriores ya se reunió durante sus visitas a estos países con su homólogo mexicano –Marcelo Ebrard-; argentino –Santiago Cafiero-, ecuatoriano –Juan Carlos Holguín– y brasileño –Mauro Vieira-. En Argentina, además de la reunión con Cafiero -que lo llevó de un encuentro a otro en su auto- tuvo una visita de cortesía con el presidente, Alberto Fernández. “Duró unos 45 minutos, mucho más de lo esperado, No esperábamos que le concediera tanto tiempo”. Luego se reunió también con el ministro de Economía, Sergio Massa.

Es su primera gira de este tipo por América Latina desde que asumió en noviembre del 2021, y la primera de este tipo del año. La región se encuentra en un momento de especial agitación política, con crisis en diferentes países y cambios de gobierno que se realizan incluso con intentos de golpe de Estado, como se evidenció en Brasilia en estos días.

Precisamente, el canciller japonés estaba a poco de aterrizar en suelo brasileño cuando comenzaron los disturbios violentos en las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema que duraron varias horas de tensión. “Fue lamentable que el incidente ocurriera en Brasilia cuando el canciller estaba de visita, pero el canciller dijo claramente que Japón apoyará a la administración elegida democráticamente y que no se debe tolerar la violencia por ningún motivo, por lo que brindamos un fuerte apoyo a la administración actual en este asunto”.

Entonces, ¿por qué eligió Japón a América Latina como su primer destino del año en la gira diplomática?

“Sea del gobierno que sea, de izquierda o de derecha, la relación bilateral es muy sólida entre Japón y los países latinoamericanos, y queremos reafirmar esa sólida relación económica y política con los países que el ministro visita esta vez”, respondió Okano a Infobae. “Algunos países son miembros del G20, algunos son miembros no permanentes del Consejo de Seguridad este año o el próximo. También son miembros de la OCDE. Así que tenemos algo en común y nos gustaría reforzar los fuertes lazos que ya existen con estos países”.

Muchos países de la región tienen relaciones tradicionalmente amigables con Japón y son hasta socios estratégicos globales, como México y Brasil; socios estratégicos, como Argentina, o tienen el mayor número de empresas japonesas en la regíón, como es el caso de México. Además, con la excepción de algunos países -Okano mencionó el caso de Argentina- muchos condenan duramente la invasión rusa a Ucrania.

Pero en sus metas, el país nipón pone la lupa en los recursos minerales y alimenticios, y la importancia de estos territorios como suministro de recursos, que ha aumentado aún más durante los últimos años con un creciente interés en la seguridad económica, así como las crisis alimentarias y de energía producto de la agresión rusa.

Con respecto al potencial energético de la Argentina, la vocera aclaró que en ninguna de las renuniones se hizo mención a posibles inversiones en Vaca Muerta.

Además los países latinoamericanos son el hogar de unos 2,3 millones de nikkei (inmigrantes japoneses y sus descendientes), que han ayudado a difundir y fomentar una afinidad hacia Japón. Sólo en Brasil habitan 2 millones de nikkei (la mayor población en el mundo), mientras que en México habitan unos 76 mil y en Argentina cerca de 65 mil.

Otra temática que se discutió durante la visita de Hayashi fue China. “Existe una creciente preocupación en Japón con respecto a las actividades militares chinas, muy activas en el Mar de China Meridional y el Mar de China Oriental. Creo que no es solo Japón sino otros países como Taiwán, Filipinas o Vietnam. También compartimos la preocupación de que se intenta cambiar el statu quo por la fuerza. Por eso tenemos que alzar la voz”.

Al mismo tiempo, China es su mayor socio comercial: “Obviamente, Japón está al lado de China y somos vecinos, por lo que necesitamos mantener una relación estable. Necesitamos cooperar donde la cooperación sea posible. Sobre todo en temas globales como el cambio climático o la pandemia. China fue discutida en todos los países donde el ministro Hayashi está de visita. Es principalmente Japón quien explica la situación actual en el este de Asia y los países latinoamericanos escuchan nuestra explicación, pero algunos países tienen problemas específicos con China”.

Con Información de Infobae